El Celta empata gracias a un enorme Falcón

El Numancia se tuvo que conformar con el empate frente al Celta (0-0) en un partido en el que pudo rascar algo mejor pero se encontró, sobre todo en la segunda mitad, con una exhibición del guardameta celeste Falcón. Si hace dos temporadas fue el delantero brasileño Diego Costa -hoy en el Valladolid- quien aguó la fiesta numantina, esta tarde el protagonista ha sido el guardameta Falcón -también con pasado rojiblanco- quien ha sido fundamental para el que el Celta haya arañado un punto en Los Pajaritos.

Falcón tuvo una actuación destacada y  evitó que su equipo se marchara con un saco de goles hacia Vigo, o cuando menos, con otra derrota en su casillero. Y eso que el partido comenzó con buenos presagios para el Celta, que presionó más y llegó a asfixiar a la medular rojilla, con Trashorras como canalizador del juego y protagonista de la primera ocasión. Fue un cuarto de hora donde el balón fue más del Celta pero que cambió con una clara ocasión de Íñigo, tras error defensivo de la defensa gallega que salvó Falcón.

El Numancia se quitó de encima la presión del equipo gallego, comenzó a tocar por momentos y generar ocasiones. Dos nuevas ocasiones de Íñigo y otra de Dimas dieron pasó a la réplica gallega en los minutos finales tras aprovechar dos despejes en corto de la defensa rojilla y una internada por la izquierda a la que no llegó Juanlu, que pidió penalti. Del Pino, que no tuvo su día, mandó a la grada desde la frontal la última ocasión, en una primera mitad en la que el Numancia, con posesión repartida pero con más ocasiones y más claras del equipo rojillo.

La reanudación tuvo más claro color rojillo, con más espacios para combinar, sobre todo desde la entrada de Balenziaga, que aprovechó bien su banda, aunque como sus compañeros se encontró finalmente con Falcón. El guardameta del equipo gallego salvó los muebles en este tiempo a su equipo. Abrió la exhibición con un despeje a córner tras un empalme en la frontal de Balenziaga, siguió con otro despeje a disparo del hoy exterior guipuzcoano; se encontró un balón que iba a gol a disparo a quemarropa de Del Pino, y se lució en otro despeje a pierna cambiada de Del Pino.

El Celta tuvo su oportunidad con Saulo como protagonista pero hubiese sido excesivo castigo para un Numancia que jugó, pese a quien pese, mejor que el Celta pero que se encontró con una tarde más que inspirada de Falcón, con el que, sin duda, soñaran esta noche los jugadores numantinos.

El Celta ha de cambiar mucho si quiere hacer algo importante esta temporada.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *