Raúl Agné se jugará su puesto el sábado contra el Cádiz

No importa que el equipo juegue mejor, ni que se vaya asentando un mismo once inicial, ni tampoco que los jugadores que pedía la grada vayan jugando más partidos como titulares.  En el fútbol lo que cuenta son los resultados, y eso es lo que le está faltando al Recreativo de Huelva desde que tomara las riendas del equipo Raúl Agné. Si bien es cierto que el Recre sólo ha cosechado dos derrotas desde que llegó el técnico aragonés, y además en campos complicados como son los de Cartagena y Hércules, acumula en contra un total de ocho empates en los 11 partidos dirigidos por él.  Sólo la victoria en el Nuevo Colombino contra el Rayo ha impedido que el entrenador no hubiera sumado hasta la fecha ninguna victoria liguera.

Esto ha llevado al Consejo de Administración del Decano a plantearse la destitución de Agné si no consigue la victoria el próximo sábado en el derbi contra el Cádiz. Si esto pasara, sería la segunda destitución de un entrenador del Recreativo esta temporada, tras la de Javi López en noviembre. De los entrenadores destituidos en el Recre en los últimos años, sólo Alfonso del Barrio en la temporada 1999/2000 tenía peores números que el actual técnico, mientras otros como Paco Herrera, Manolo Zambrano o Javi López, fueron despedidos con mejor promedio de puntos.

El caso de Javi López, esta misma temporada, se produjo debido a la irregularidad en el juego del equipo, ya que o ganaba o perdía, sin llegar a enlazar dos partidos bien jugados, y sólo cosechó un empate. Y esta irregularidad en el juego, unido a algunas decisiones tácticas que no gustaban a la grada, provocaron su destitución. Llegó Agné y el equipo mejoró el juego y la aptitud, pero sin que llegaran los resultados. Todo esto ha hecho que el Decano haya pasado de aspirar al ascenso en verano, a pasar luego con Javi López a mantenerse en la zona media de la tabla, para finalmente, con Agné, luchar por evitar el descenso.

Indecisión en el vestuario

En el vestuario onubense hay distintos puntos de vista sobre esta mala racha que lleva atravensando el equipo. El guardameta Guaita, que con Javi López no tuvo mucha confianza, pero que ahora con Agné es el portero titular del equipo, veía mejor la situación con el anterior técnico, a pesar de su suplencia. “No sabíamos tampoco por qué no empatábamos. Sólo ganábamos o perdíamos, y a lo mejor era mejor así entre comillas. Estamos empatando muchos partidos”, comentó el portero recreativista, cuya opinión fue apoyada por el defensa Poli: “No podemos empatar tanto porque al final no vamos a ningún sitio. Tenemos que ganar”. Por contra, otros miembros de la plantilla parecen creer más en el actual técnico, y no ven la situación como para que el partido tenga que considerarse una final. “Seguro que la fortuna del equipo cambiará.  Quedará mucho después del partido contra el Cádiz, pero hay que ganar ya”, asegura Peña; y lo mismo opina el central Mora, que además podría volver a la titularidad esta jornada: “El partido es importante, pero no es una final”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *