Otra prueba de fuego para el Celta

El Celta afronta esta tarde su primera gran prueba de fuego de la temporada. Recibe el grupo de Eusebio (Balaídos, 17.00 horas, A Galega) al Recreativo de Huelva en un choque que los celestes necesitan ganar para no complicarse más la existencia. La derrota sufrida hace una semana en la cancha del líder ha dejado varado al equipo a las puertas del descenso, que evita apenas por mejor coeficiente goleador que el Albacete, su siguiente adversario.

Con este espinoso panorama por delante, es evidente que el Celta no puede permitirse otro tropiezo en Balaídos y menos frente al Recreativo, un adversario que le supera en cuatro puntos, con el que, si gana, recortaría distancias y al que superaría, en el diferencial de goles gracias a su triunfo en la primera vuelta en el estadio Colombino.

Eusebio confía en que el buen desempeño de su equipo en los dos últimos partidos conduzca al Celta a la victoria. El técnico valora el rendimiento de sus hombres en el Rico Pérez aunque toma como modelo para el choque frente al Recreativo el partido que el Celta ganó al Córdoba en su última comparecencia en casa. La estrategia es clara: mantener el rigor defensivo, buscar con determinación y verticalidad la portería rival y mejorar su rentabilidad en el remate, su gran asignatura pendiente. Para ello, Eusebio retocará levemente el once desplegado en los dos últimos partidos.

En defensa la novedad será Hugo Mallo, que vuelve la lateral derecho en perjuicio del portugués Vasco Fernandes, que jugó el pasado miércoles un partido amistoso con la selección sub 23 lusa y al que el técnico ha preferido dar descanso. Noguerol y Túñez, en la zona central, y Roberto Lago, en el flanco izquierdo, completarán la retaguardia por delante de Falcón. No se esperan cambios en el medio campo, donde Jonathan Vila formará como pivote defensivo y López Garai y Trashorras ocuparán las posiciones de banda.

Las mayores novedades se producirán probablemente en la delantera, donde sólo Papadopoulos parece tener una plaza asegurada en el once. Eusebio medita si dar la alternativa a Gastón Cellerino, al que avala un buen trabajo en los últimos entrenamientos, o mantener a Joselu, al que ve algo cansado tras jugar con la selección, como referente en punta.

Otra novedad plausible es el regreso a la alineación de Iago Aspas tras dos jornadas saliendo desde el banquillo. Lo sugiere su buen rendimiento en el Rico Pérez y las pobres prestaciones de Botelho en este choque.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *