Ahora sólo queda la dignidad

No jugó mal el Athletic, sólo que fué que arrollado por un Mallorca que ahora, también gana fuera de su feudo. Y para más “rintintín”, el equipo entrenado por Joaquín Caparrós fué fulminado por un viejo conocido: Aritz Aduriz. El ex “león” hizo un partidazo llegando a dejar en ridículo a su ex compañero Amorebieta y anotando un bello tanto, el de la tranquilidad.

La primera parte fué un “toma y daca” de los dos equipos que al final acabó con un fenomenal cabezazo del “Chori” Castro tras un corner que acabó metiendose en la meta de Iraizoz y del que supo sobreponerse el equipo bilbaino con un gol, otro más, de Fernando Llorente, de cabeza como no. El delantero se está convirtiendo en la autentica estrella del cuadro rojiblanco y el chico huele a mundial.

En la 2ª parte, entre el “Chori” que  jugó con muchos espacios y dejó algunas jugadas interesantes, el ya nombrado Aduriz y un remate “de 9” tras un corner del, posiblemente, uno de los mejores defensas de la presente liga, Nunes, noquearon un Athletic que quiso pero no pudo. Para colmo, Javi Martínez acabó el encuentro tocado por una sobrecarga muscular y será duda hasta última hora para jugar el partido contra el Málaga.

Ahora, toca pensar en el próximo partido, que tambien se juega en casa y eso, debe ser una motivación extra para un equipo que va perdiendo oportunidades de entrar en puestos que permitan disputar competición europea la próxima campaña. Para ello, y para quitar presión al objetivo, tocará pensar en el orgullo y en la dignidad para sacar los partidos adelante, porque así, tal vez, el equipo, sin darse cuenta, acabe entre los seis primeros. Quedan tres partidos, nueve puntos, tres oportunidades de demostrar el orgullo perdido.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *