El Celta quiere empezar a pensar en las vacaciones

Los de Eusebio  disfrutarán mañana de la gran oportunidad de resolver una temporada irregular, en la que han vivido siempre rozando la delgada línea roja entre los puestos de descenso y la tranquilidad. Tranquilidad que pueden lograr ante su sufrida afición en la tarde de mañana.
El equipo olívico lidera el grupo de doce que luchan por la permanencia: es décimo, con 49 puntos, y con el calendario de cara, ya que tiene dos inmejorables oportunidades en casa (Nástic y Huesca) para lograr esos puntos que certifiquen  la salvación.
Frente al Nástic empieza esa cuenta atrás, que puede decidirse si mañana los celestes logran los tres puntos.

Para conseguirlo, el grupo de Eusebio cuenta con Iago Aspas, que se crece en los momentos difíciles: “Espero seguir jugando estos partidos y trabajaré para ponérselo difícil al míster. No sé si volveré a formar en el once, pero esta semana he jugado de delantero cuando muchos no se lo esperaban”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *