Hay hambre de gloria

Argentina se impuso a México (3-1) en una victoría fácil de los de Maradona. El encuentro estuvo condicionado por un garrafal error del árbitro Roberto Rosseti al no anular un gol ilegal a Carlos Tévez. El gol llegó justo en el momento en el que México estaba poniendo en serios apuros a la albiceleste.

Muestra de ello fue el disparo al larguero del jugador mexicano Carlos Salcido. Instantes después sería Andrés guardado el que golpease un balón que pasó rozando el palo derecho.

Sin embargo, como hemos podido ver a lo largo de este mundial a Argentina no le hace falta tener el control del partido para alzarse con él. Con su tremenda calidad ofensiva, cualquier individualidad de los hombres de arriba, Leo, Higuaín, Tévez, Di Maria, se puede encarrilar un partido, pero si a todo esto le añadimos la ayuda del árbitro el resultado es evidente. Messi pica un balón que le cae tras un rebote y el balón le llega a Tévez que en claro fuera de juego anota el primer tanto para los de Diego Armando Maradona (Min. 25)

Fue entonces cuando la jugada se mostró en los videomarcadores del estadio, la ilegalidad del gol era muy evidente sin embargo, tras un largo debate con el cuarto árbitro, este decidió que el gol debía subir al marcador.

Javier Aguirre desde el banquillo no daba crédito. Su equipo se iba a marchar a casa en gran parte por la culpa del colegiado italiano. México se revolucionó, pero sus jugadas eran demasiado precipitadas y no encontraban los huecos.

Por si no fuera poco, el defensa mexicano Osorio le puso en bandeja el gol a “Higuaín” que se hace con el balón en la frontal del área y tras regatear al portero anota su cuarto gol en la cita mundialista, lo que le coloca al frente de la clasificación de goleadores.

El partido estaba completamente resuelto, o al menos eso se reflejaba en el rostro del “vasco Aguirre”.

Ya en el segundo tiempo, las posibilidades de México de provocar la prórroga se desvanecieron por completo. Tévez lanzá un derechazo desde fuera del área, que va directamente a la escuadra derecha de la portería. El banquillo argentino con Maradona a la cabeza lo festejó como su pase definitivo a los cuartos de final.

Aun quedaría tiempo para que el nuevo jugador del Manchester y sin duda el mejor del conjunto mexicano en el día de ayer, el Chicharrito Hernández anotase el gol para México.

Argentina deberá medirse en los cuartos de final contra la poderosa Alemania, que venció por cuatro goles a uno a la Inglaterra de Fabio Capello, con polémica arbitral incluida. Por fín podremos ver a la selección argentina medirse con un rival a su altura, dónde sin duda el que gane saldrá muy reforzado para alzarse con la copa del mundo.

Ficha técnica:

Argentina: Sergio Romero; Nicolás Otamendi, Martín Demichelis, Nicolás Burdisso, Gabriel Heinze; Maxi Rodríguez (Javier Pastore, m.87), Javier Mascherano, Ángel di María (Jonás Gutiérrez, m.79); Carlos Tévez (Sebastián Verón, m.69), Lionel Messi, Gonzalo Higuaín.

México: Óscar Pérez; Efraín Juárez, Ricardo Osorio, Francisco Rodríguez, Carlos Salcido; Giovani dos Santos, Gerardo Torrado, Rafael Márquez, Andrés Guardado (Guillermo Franco, m.61); Adolfo Bautista (Pablo Barrera, m.46); Javier Hernández.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *