El Racing gana a un Zaragoza sin chispa

El Racing ganó 2-0 al Zaragoza en un partido en el que el equipo cántabro fué mejor en líneas generales. Es partido tuvo además polémica ya que con el empate en el marcador el árbitro anuló un gol a los maños. Era una jugada dificil pero todo apunta a que el gol fué legal. Henrique y Ariel dieron la victoria al Racing con un gol cada uno y mandan al Zaragoza para casa con la segunda derrota consecutiva.

El partido fué aburrido, sobretodo en la primera parte con un Racing que trataba de elaborar su juego aunque muy fallón en el centro del campo y un Zaragoza sin chispa metido en su campo.

Al comienzo de la segunda parte con 0-0 aún en el marcador se comenzó a intensificar el ritmo de juego y las ocasiones. El Racing tuvo dos clarísimas, primero Pedro Munitis con un disparo que salio desviado por muy poco y luego un gol anulado a Ariel Nahuelpan.

Después llegó la polémica, Gabi marcaba un gol en posición dudosa aunque parecía legal, pero el colegiado no lo entendió así y lo invalidó. El Racing con un cabezazo de Henrique al fondo de las mallas conseguía adelantarse en el marcador y Ariel pudo sentenciar antes de no haber fallado un mano a mano con el guardameta maño. No obstante, el argentino pudo quitarse la espina de esa ocasión fallada, en los últimos minutos consiguió anotar tras una preciona jugada de Arana por la banda derecha.

Ficha técnica:

Racing de Santander: Toño; Francis, Henrique, Torrejón, Cisma; Kennedy (Rosenberg, min 65), Colsa (Diop, min 72), Tziolis, Arana; Munitis (Adrián, min 72) y Ariel.

Zaragoza: Leo Franco; Diogo, Jarosik, Contini, Obradovic; Edmilson (Pinter, min 60), Gabi; Lafita, Ander, Nico Bertolo (Boutahar, min 60); y Sinama (Marco Pérez, min 75).

Goles: 1-0, min 71. Henrique. 2-0, min 90. Ariel.

Árbitro: González González (comité castellano-leonés). Mostró cartulinas amarillas a Sinama, Jarosik, Ander y Edmilson por el Zaragoza y a Colsa por el Racing.

Incidencias: Campos de Sport de El Sardinero, 13.475 personas. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Antonio Labordeta.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *