Osasuna se da un festín

El equipo Navarro no empezó bien el partido y es que Tamudo en el minuto 16 enmudeció a todo el campo osasunista tras su mano a mano con Ricardo. Sin embargo, el coraje mostrado durante el final de la primera mitad por el equipo local consiguió dar la vuelta al partido.

Los goles de Pandiani y Camuñas en los minutos 37 y 42 respectivamente, volcaron el partido hacia el lado rojillo.

En la segunda parte siguió el vendaval local, y a pesar de que la Real Sociedad intentó recuperar el ritmo del encuentro y metió el miedo en el cuerpo al Osasuna con ciertos acercamientos muy peligrosos, fue Aranda quien finiquitó el partido en el minuto 74.

A partir de ahí los donostiarras cayeron en un mar de imprecisiones y poco o nada pudieron hacer para maquillar el resultado final.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *