Piqué, del cesped a la mesa de poker

El futbolista del Barça participó en un torneo de poker este último verano en el casino de Barcelona, para ello el jugador tuvo que aportar 5200 euros como precio de inscripción. Consiguió quedar tercero en el torneo y obtuvo 40.950 euros de premio.

Gerard Piqué es un triunfador y no solamente en el fútbol, como prueba ahí queda ese tercer puesto en un torneo de poker organizado en el casino de Barcelona.

Una gorra, unas gafas de sol, y unos cascos para escuchar música, era la indumentaria que lucía el catalán para intentar pasar desapercibido en la partida, y no dar ningún tipo de pista sobre sus cartas a los rivales. Piqué no habló con nadie, tan solo estaba concentrado en el juego y sus palabras solo fueron referentes a la partida.

Se organizaba ese día un gran tornero de poker y Piqué se apuntó a un torneo paralelo donde luchaba con 62 rivales. Fueron siete horas de juego, el defensa llegó a la ronda final junto a otros tres contrincantes. Quedó tercero del torneo y se embolsó la cantidad de 40.950 euros.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *