Tres puntos de oro pese al frío

El Real Madrid se impuso al Getafe por 0-1 en el Coliseum Alfonso Pérez gracias a un gol de Sergio Ramos en uno de esos partidos que no crean afición al fútbol precisamente.

El encuentro comenzó gris como la noche madrileña. El Getafe apretaba e incluso tuvo una gran ocasión a pies de Barrada y parecía cómodo, pero según avanzaban los minutos los blancos se iban haciendo dueños del encuentro como preveían los pronósiticos deportivos previos al choque. Özil se puso manos a la obra y su equipo lo notó. El Madrid comenzó a combinar con criterio y el Getafe comenzó a sufrir. El alemán se asoció con todos y de sus botas salieron pases al espacio, cambios de ritmo e incluso un mano a mano desbaratado por un agarrón de Miguel Torres que quedó impune. Tras varias intentonas, en el minuto 18, el ‘10’ blanco sacó un corner espectacular y Sergio Ramos, con su fortaleza habitual, puso el 0-1 en el marcador. Tras el gol los blancos siguieron apretando y Benzemá y Cristiano Ronaldo tuvieron opciones de aumentar la diferencia, peor no lo consiguieron. El conjunto local, por su parte, intentó sacar alguna contra pero con Ramos y Pepe imponentes las empresas azulonas se quedaban en la orilla.

La segunda mitad comenzó con más de lo mismo. Poca intensidad sobre el césped y mucho frío en el ambiente. Lo intentaban los locales pero la defensa blanca no daba lugar a sorpresas y arriba, lo mismo que en la primera. Un Madrid gris hasta que aparecía Özil. Con Xabi gris y Cristiano apagado el alemán era la luz blanca. Benzemá la volvió a tener enviándola arriba y Moyá desvió un gran disparo de Cristiano Ronaldo, una de las grandes apuestas de fútbol esta temporada. Luis García y Mourinho intentaron reactivar a sus equipos con los cambios. Precisamente uno de ellos, Gonzalo Higuaín, la tuvo nada más salir pero, de nuevo Moyá, desbarató el disparo del argentino. El Madrid no cerraba el partido y los locales comenzaban a creérselo. Apretaron más arriba y le metieron más intensidad a sus ataques y en uno de ellos un disparo de Diego Castro se estrelló en la mano de Pepe dentro del área, pero AyzaGámez no pitó penalti. Con esto acabó un partido que, sin mucho brillo, le da tres puntos fundamentales al Real Madrid en su pelea por la Liga.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *