Este Sevilla carbura

El Sevilla se impuso al Mallorca en el Sánchez Pizjuán en el partido que cerraba la octava jornada de la Liga BBVA en un encuentro que desbordó emoción por los cuatro costados.

Las visitas de Caparrós a Nervión siempre tienen un sabor distinto y ayer, que llegaba acompañado de Giovani, un viejo deseo sevillista, más todavía. Con estos alicientes, unidos a que ambos equipos llegaban empatados a once puntos en lo alto de la tabla, el encuentro se presentaba muy interesante.

Y no defraudó. Los de Míchel, con Campaña y Rakitic a los mandos y Navas y Cicinho como estiletes, se fue a por el Mallorca desde el primer minuto. Eran superiores y llegaban ocasiones pero Bigas, en el minuto 26, aprovechó la primera de los suyos gracias a un gran pase de Giovani y una mala salida de Palop que le facilitó mucho las cosas. El gol podría haber cambiado el destino del partido pero el Sevilla sigue empeñado en demostrar que este año sí que es una de las apuestas en La Liga y lo siguió intentando.

Fruto del buen hacer local tan sólo tres minutos después Negredo puso el empate con un trallazo desde la frontal después de una buena jugada de Manu del Moral ante el que Aouate sólo pudo mirar. Pero el Mallorca estaba enchufado en su papel de víctima y en la siguiente jugada de nuevo Giovani habilitó a Hemed para que éste volviera a desequilibrar el marcador. En el primer gol Spahic y en el segundo Fazio dieron demasiadas facilidades a los atacantes visitantes. Con el 1-2 en el electrónico se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el guión no varió en exceso. Las predicciones en apuestas deportivas presagiaban más goles y no se equivocaron. Diez minutos después de la reanudación Cicinho puso un centro perfecto que Negredo no desaprovechó con un impecable testarazo ante el que nada pudo hacer Aouate. Los de Míchel habían conseguido el empate pero no se conformaban con eso. Así, a quince minutos del final, Cicinho recogió un rechace en la frontal del área y fusiló al guardameta bermellón con la ayuda de un defensor rival. Este gol certificó la remontada local y cerró un disputado encuentro que se llevó el que más lo intentó.

Así, el Sevilla se coloca quinto empatado a puntos con el Real Madrid mientras que el Mallorca desciende hasta la octava posición a tres puntos de su rival de anoche.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *