MATRÍCULA DE HONOR AL “CHOLISMO”

 

El Atlético de Madrid, ese equipo que se le caracterizaba por ser un sufridor, por ser bastante irregular, ha dado un cambio de 180º grados, ese equipo que, en los últimos años, ha sabido invertir bien, que siempre ha tenido algún crack en sus filas, desde que incubaron de pequeño al Niño, Fernando Torres, hasta otros nombres de categoría mundial como lo son el Kun Agüero o Radamel Falcao.

 

Esta conjugación de nombres y habilidades junto a la incorporación del exjugador colchonero, Cholo Simeone, como técnico y el progresivo crecimiento del hispano-brasileño, Diego Costa, han hecho del Atlético de Madrid un equipo temible, situado, no solo entre los grandes de la Liga BBVA sino también entre los grandes del fútbol europeo y que hacen las delicias de la afición rojiblanca.

 

La llegada del Cholo Simeone, hombre trabajador, activo, pasional y disciplinado tanto en sus tiempos de jugador como ahora como técnico; su manera de ver, sentir y tratar el fútbol y, lo que podríamos considerar el “Cholismo”, ha conseguido exprimir todas estas habilidades y hoy en día nos encontramos con el mejor Atlético de todos los tiempos, capaz de hacerle frente a los dos titanes de la liga: Real Madrid y FC Barcelona y capaz de alzarse, con la Europa League, la Supercopa de Europa y la Copa del Rey la pasada campaña.

 

En esta presente campaña, el Atlético de Madrid ha encontrado el camino, está haciendo grandes números: 16 victorias, 3 empates y tan solo 1 derrota, cifras que han permitido al Atlético situarse segundo en la clasificación y con opciones de soñar por una liga que, poco a poco, se está apretando y poniendo interesante. Todo este éxito, se debe al gran trabajo que ejerce todo el staff técnico con los jugadores y la implicación de este equipo que está decidido, con la filosofía “partido a partido”, de hacerse con la liga y dedicarle el triunfo a su incansable afición, ilusionada y confiantes con el proyecto Cholo, convertido en una especie de semi-dios del Vicente Calderón, capaz de, con un simple gesto, hacer vibrar a toda la familia rojiblanca que se convierte en el jugador número 12.

 

Trabajo y esfuerzo + afición y la filosofía “partido a partido”, es decir,  el “Cholismo”, que está llevando al Atlético a la parte alta de la liga y del fútbol mundial. Si se sigue en esta línea, la familia de la ribera del Manzanares, puede estar satisfecha, porque los títulos, tarde o temprano, llegarán por sí solos.

 

sp-940-atletico

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *