¿Vendetta o tropezar con la misma piedra?

La historia se repite. El sorteo de los cuartos de final de la UEFA Champions League, ha dictaminado que el Real Madrid y el Dortmund se vuelvan a encontrar en sus caminos, y se jueguen una plaza en semifinales, como así sucediera el año pasado, aunque aquella vez una ronda después y con un lugar en la gran final en juego.

 La eliminatoria se presenta desde Madrid como una gran oportunidad de “vendetta”, tras la dolorosa eliminación un año a manos del propio equipo bávaro, debido a la mala imagen del Madrid en territorio alemán y la inspiración de la máxima estrella del Dortmund, el polaco Robert Lewandoski quien anotase en la ida nada más y nada menos que 4 goles que hicieron una utopía el sueño de remontada del conjunto merengue en Chamartín, donde el 2-0 fue insuficiente para neutralizar el 4-1 de la ida.

 Desde el equipo de Jurgen Klopp ven la eliminatoria como la oportunidad perfecta para redimirse de la mala imagen que está dando el equipo esta temporada ( desamparado y a mil años de luz del Bayern en Liga y eliminados en Copa ) y lucirse en una competición que siempre les ha ido bien. Todo ello, desde el segundo plano, puesto que como el propio Jurgen ha señalado en rueda de prensa el claro favorito es el Real Madrid, ya que el gran estado de forma del conjunto de Ancelotti y las múltiples bajas del Borussia esta temporada, hacen que el equipo madrileño sea claro favorito a priori.

No obstante, los últimos malos resultados cosechados por el equipo de Carletto, el ‘gafe’ del Madrid en territorio alemán y el buen estado de la dupla ofensiva Reus-Lewandowski hacen que las posibilidades del club alemán estén más elevadas que cuando se produjo el sorteo. Cierto es que en la ida, el delantero polaco no podrá jugar por acumulación de tarjetas, lo que es una baja (más) importantísima para Klopp y hará que el equipo pierda faceta ofensiva, pero en la vuelta el “9” del Borussia podrá enfrentarse contra su equipo talismán.cr lewa2

 Ahora, sólo queda esperar que suene el himno de la Champions y comience a rodar el balón, para ver si finalmente el Madrid se venga de la eliminación del año pasado y consigue el pase a semifinales o si el Borussia sigue con la racha en enfrentamientos directos con el Madrid, donde el año pasado el conjunto merengue no le pudo vencer más que en uno de los cuatro partidos que se enfrentaron en la Champions League

David Ramírez / @DavidRamiirez

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *