Un príncipe galés que “Bale” una Copa del Rey

 

Madrid y Barcelona ponían broche final a una nueva edición de la Copa de S. M. el Rey, en un partido que se preveía como una auténtica fiesta del fútbol español, donde las dos potencias futbolísticas españolas se jugaban su última baza para conseguir algún título, puesto que tanto Madrid y Barça tienen prácticamente perdida la liga en favor del Atleti. Y en Champions, el conjunto culé ya había quedado eliminado y el Madrid le espera una complicadísima eliminatoria frente al todopoderoso Bayern de Guardiola.

El partido comenzaba con claro dominio blanco, gracias a una presión asfixiante en la zona defensiva blaugrana, dónde no dejaba pensar a los jugones del Barça. Fruto de esa presión y un contragolpe de vértigo del conjunto merengue, Ángel Di María a los 11 minutos de encuentro, marcaba el primer gol del encuentro, tras batir a Pinto con un disparo cruzado. Con este gol, el Madrid cedió más aún el balón al equipo de la capital condal y esperaba atrás para salir al contragolpe con balones largos a Bale y Di María, un Di María que ayer jugó en el puesto del gran ausente Cristiano Ronaldo, quien no pudo llegar a tiempo para disputar la final, debido a sus problemas musculares que acarrea.

El tiempo pasaba, y el Barcelona aunque tenía la posesión, no conseguía crear problemas a la puerta de Casillas, y las mejores ocasiones seguían siendo del equipo de Ancelotti, donde la más clara fue una volea del “ expreso de Cardiff” que a punto estuvo de significar el 2-0. Así llegábamos al descanso, con una primera parte de claro color blanco.

La segunda parte comenzaba del mismo modo, posesión blaugrana, pero con una delantera estéril, donde un Neymar desaparecido y un nuevamente “ausente” Messi, no conseguían crear peligro a la inexpugnable defensa blanca comandada por un conmensurable Pepe.

Ante esto, el Tata dio entrada al tinerfeño Pedro, quien achispó por momentos al equipo culé con sus internadas por banda y su velocidad. Mientras tanto, el Madrid seguía esperando paciente y encontrando ocasiones, donde Benzema tuvo la más clara en un disparo cruzado que desvió Pinto y acabó rechazando el poste el que hubiese sido el segundo para el conjunto blanco.

Con un Madrid cómodo en el terreno de juego y un Barça que se le escapaba la Copa, llegó el empate culé, gracias a un remate de Bartra a la salida de un córner, que dejó en valde la estirada de Iker y ponía el que era el 1-1. De este modo, el partido iba camino de la prórroga y ninguno de los dos equipos parecía gustarle esa opción. El Madrid con ocasiones de Bale y un palo de Modric tuvo las más claras, pero el Barça mediación Pedro buscaba el segundo, aunque sin verdadero peligro.

Así llegamos al momento cumbre de la noche, rondaba el minuto 85 de partido en Mestalla, cuando Coentrao comenzaba una jugada por banda izquierda y ponía un pase a Gareth Bale en el medio del campo, el galés, cogió el balón, se lo tiró en largo y comenzó a correr, ni el empujón de Bartra, ni su posición fuera del terreno de juego, consiguieron pararle y llegó antes que nadie a ese balón, que cotroló y definió por bajo a Pinto, poniendo el 2-1 a falta de 5 minutos. Una auténtica obra de arte.

Aún quedaba tiempo para más, ya con el tiempo cumplido, Neymar iba a tener la suya, tras una combinación culé al borde del área, le cayó un balón perfecto que le dejaba solo con Casillas, el brasileño chutó y su disparo se topó con el palo. El Barça la había tenido en el 90 y el Madrid se coronó como campeón de Copa, su decimonovena.

Así comenzaba la fiesta blanca, con Iker levantando al cielo de Valencia la Copa del Rey, y una vez celebrada, se marcharon a Madrid, para compartir el triunfo con la afición. La Diosa Cibeles esperaba.

David Ramírez Jiménez / @DavidRamiirez

 

 

1 Comentario

  1. javi ayuso

    18/04/2014 a las 11:53

    Demasiado pesimismo en cuanto a la eliminatoria de champions ¿no? Veo al Madrid cada vez más en forma y con serias opciones de hacerse con un título que nunca un campeón ha revalidado.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *