Europa tiene un color especial, Europa tiene un color diferente

El pasado jueves 15 de mayo fue un día especial para el fútbol español y más concretamente para el sevillismo. El pasado jueves, el Sevilla FC se proclamó campeón de la UEFA Europa League por tercera vez, la filosofía del “no hay 2 sin 3″ hizo fuerza, les dio aliento no sólo al equipo sino también a la afición sevillista que se desplazó a Turín y a la que sufrió desde los televisores de sus casas, bares etc. Este triunfo fue a costa del Benfica, que lleva 8 años consecutivos cayendo en la finales de las competiciones europeas, lo conocido como ” La maldición de Guttman”.

sevilla-0-0-benfica-hiep-phu-1-sevilla-gia-tang-suc-ep-2

Por lo que respecta al partido, fue un partido que tuvo emoción desde el primer minuto hasta el último, tanto es así, que  finalizó en empate 0-0 y pudimos disfrutar de media hora más de este bonito deporte, incluso llegaron a los penaltis.

 

El partido empezó con la intensidad a un 200 por 100, sobretodo por parte del Benfica, que quería quitarse la espinita de todas las finales europeas anteriores y que fue el claro dominador del partido según las estadísticas, tuvo las mejores ocasiones y hubiese sido el justo merecedor de este título pero el fútbol es así, no entiende de justicia. El Benfica tuvo, como he dicho, las ocasiones más claras pero fueron despejadas tanto por Beto, que no fue uno de sus mejores partidos, como por la defensa, llegando incluso a que Pareja, en un gran nivel durante todo el partido, despejase el balón bajo palos, cuando la hinchada portuguesa ya cantaba el gol y confiaba en que se podrían deshacer de la maldición y llevarse el título tan ansiado.

TURIN-ITALY-MAY-14-Nicolas-Gai_54407927489_54115221154_600_396

Se llegó así a la prorroga y, ambos equipos, presos del cansancio, no pudieron hacer otra cosa que aguantar los ataques del equipo contrario, teniendo también buenas oportunidades para dejar por sentenciado el partido, no fue así, y las rampas empezaron a hacer acto de presencia. Los jugadores estaban exhaustos cuando el árbitro, Felix Byrch, pitó el final de la prórroga.

 

Después de hacer piña, se llegó al momento de máxima tensión, a la tanda de penaltis, que se tiraron en el fondo del Sevilla y donde comenzó tirándolos el Benfica. Esta tanda de penaltis terminó dándole el título al Sevilla por 4-2, ya que el Benfica falló dos de sus penaltis, concretamente fueron fallados por Cardozo, quien ya falló el penalti en el mundial pasado contra España, y Rodrigo, el hispano-brasileño. En ambos penaltis, Beto hizo dos grandes intervenciones que trajeron polémica porque se consideró que el portero luso se adelantó, en exceso, en el penalti de Cardozo. Por su parte, el Sevilla FC anotó todos sus penaltis y con el último de Kevin Gameiro tanto la hinchada como el equipo sevillista se vinieron arriba y festejaron la consecución del título que levantó el capitán Rakitić, inconmensurable en todo el partido.

sevilla-benfica-940-6

Por último, el título fue llevado por las calles de Sevilla a los lugares significativos de la ciudad, mostrándolo a la afición y llegando, a última hora de la noche, al Ramón Sánchez-Pizjuán, donde esperaban miles de aficionados y los jugadores, y, en helicóptero, de la mano del capitán y del presidente, llegó el trofeo. Este domingo, el trofeo seguramente será llevado al partido que enfrenta al Sevilla FC contra el Elche a las 21 horas, a fin de ser presentado a toda la afición sevillista que se lo merecen. Enhorabuena al Sevilla FC, tricampeón de la UEFA Europa League.

hi-res-6c4ead768d3c9a3aee1f9bac58016f44_crop_north

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *