El Grupo A se cierra según lo previsto

Ambos partidos, Brasil – Croacia y México – Camerún, acabaron con el resultado esperado. Brasileños y Mexicanos sellaron sus victorias y son más que favoritos para pasar a octavos de final. Pese a esto, hay que analizar por separado ambos casos, ya que cada partido dejó unas sensaciones.

Los brasileños empezaban mal su Mundial con un gol de Marcelo en propia puerta, que adelantaba a Croacia en el luminoso. Pese a esto, Neymar se puso al mando de su selección y lograba empatar el partido con un disparo ajustado en la portería croata.

A partir de aquí, el gran tema del partido. El árbitro le pitaba a Brasil un penalti en el que Fred se dejaba caer sin que ni siquiera hubiera contacto, además de un gol anulado a Croacia que podía haber subido al marcador. Es evidente que el árbitro fue clave en el signo del partido, y la actuación del japonés ya ha provocado un debate en la calle sobre estas “ayudas” arbitrales.

En el otro encuentro, México lograba solventar el encuentro con el resultado de 1-0. Un resultado que pudo ser más abultado en caso de que dos goles anulados a Giovani, hubieran subido, tal y como deberían, al marcador. El partido dejó una sensación de superioridad de México sobre Camerún, selección que se postula como principal candidata a “robarle” el segundo puesto a Croacia.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *