GRUPO C: Colombia arrasa y Grecia obra el milagro; C. de Marfil y Japón se quedan fuera

La selección Colombiana y Grecia certifican su pase a octavos como primera y segunda de grupo respectivamente, la primera confirmando su dominio y la segunda a la épica. Por su parte, Japón y Costa de Marfil dicen adiós al Mundial de Brasil.

GRECIA 2 – 1 COSTA DE MARFIL

Goles: 1-0, 42′: Samaris, 1-1, 74′: Bony, 2-1, 93′: Samaras (p.)

Épica, milagro, heroico, grandioso…Todos estos sinónimos podrían definir lo de la selección griega en esta primera fase. Los griegos llegaban últimos de grupo a este partido sin haber marcado un solo gol y con un punto. Solo les valía ganar y esperar a ver lo que pasaba en el otro partido del grupo. Grecia mejoró en su juego y el partido empezó muy de cara para ellos, en el ‘42 se adelantaban con gol de Samaris, que había entrado tras la lesión de Kone. Tras el descanso, Costa de Marfil buscó el empate, pero no mostraban síntomas claros de conseguirlo. En el ’74, tras un error de la defensa griega Bony estableció las tablas en el marcador. En este momento Costa de Marfil estaba clasificada. Cuando todo parecía que el gran esfuerzo de Grecia no había servido para nada y todo estaba acabado Samaras cayó dentro del área y el árbitro pitó penalti. El propio Samaras se encargó de transformarlo y ya no hubo tiempo para más. Grecia es de octavos y Costa de Marfil de vuelta a casa.

Por lo tanto, Grecia se enfrentará a Costa Rica en octavos de final y deberá mejorar su juego si quiere tener alguna ocpión de pasar la eliminatoria. Por el otro lado, Costa de Marfil, a punto de hacer historia, se quedaron a las puertas.

JAPÓN 1 – 4 COLOMBIA

Goles: 0-1, 4′: Cuadrado (p.), 1-1, 46′: Okazaki, 1-2, 55′: Jackson Martínez, 1-3, 82’: Jackson Martínez, 1-4, 89’: James Rodrígue

Pleno de victorias en la primera fase para la selección de Colombia. Esta vez su víctima fue Japón y, a pesar de salir con un equipo de suplentes, los de Pékerman arrasaron a los nipones. Empezó mal el partido para los japoneses, Konno cometió penalti sobre Adrián Ramos y Cuadrado lo lanzó al fondo de la red. Parecía que Japón, tras el gol de cabeza de Okazaki antes del descanso, podía remontar. Todo fue espejismo ya que, tras la salida de James Rodríguez el partido cambió y se decantó hacia los cafeteros. Con dos goles de Jackson Martínez y uno del mismo James los colombianos acabaron con cualquier esperanza de Japón para clasificarse, que solo le valía ganar.

De esta manera Colombia llega a la cita de octavos de final con la moral alta, buen juego y desprendiendo respeto hacia los rivales. Uruguay le espera. Por su parte, Japón volverá a casa, sin haber dado la talla en el Mundial.

Así quedó el Grupo C:

Sin título

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *