Un pasito más hacia el título

La Argentina de Leo Messi se enfrentaba hoy, 1 de julio de 2014, a la Suiza de Shaqiri en un partido en el que solo uno quedaría vivo. Ambas selecciones superaron la ronda de grupos con algo de dificultades y llegaban un poco justos de moral al partido de octavos.

El partido de desarrolló con una Suiza muy bien situada en el campo con ganas de plantarle cara a una de las favoritas, Argentina. Los albicelestes dominaban en el juego pero no conseguían batir al guardameta suizo Benaglio que salvó a los suyos en múltiples ocasiones. Suiza no se quedaba atrás y pese a verse obligada a jugar a la contra dispuso de ocasiones claras de peligro en las que pudo haber mandado a los argentinos a casa.

Los últimos minutos del tiempo reglamentario echaron a los futbolistas suizos prácticamente delante de su área donde intentaban luchar contra viento y marea por evitar el gol de los argentinos. El encuentro se marchó a la prórroga y no sería hasta bien adelantada esta cuando llegaría el gol que daba el pase a los de Sabella. En este tiempo extra que tan usuales se hacen ya en estos octavos de final -hasta 3 partidos más llegaron a jugar prórroga en sus eliminatorias de octavos- vimos a una Argentina que quería el partido y salió a morder desde el minuto uno sumando más jugadores al ataque. Por contra, los suizos se vieron superados física y técnicamente y se tuvieron que cerrar atrás, más si cabe. Suiza intentaba salir con velocidad a la contra pero esto no les sirvió ya que tampoco llegaban con mucha alegría a la portería de Romero.

En los últimos minutos de esta segunda parte de la prórroga, Leo Messi se marcaba una jugada de espuela y asistía a la perfección a su compatriota Ángel Di María para que lanzara el balón al fondo de la portería del meta suizo.

Quedaban pocos minutos y los suizos se vinieron arriba a buscar con ansia el gol que les permitía igualar el encuentro y forzar una tanda de penaltis. Incluso en un saque de esquina favorable a Suiza, Benaglio se atrevía a subir a rematar lo que podría ser el gol del empate. Tras este saque de esquina y una jugada fortuita llegaba el remate de cabeza del delantero de Suiza que se plantaba solo ante el portero. Este, mandaba el balón al poste de la portería que defendía Romero y privaba a los suizos de una segunda oportunidad en la tanda de penaltis.

Con este triunfo Argentina da un golpe de autoridad y da un pasito más hacia el título que tanto ansian los argentinos. Su próximo rival será Bélgica, que vienen mostrando un buen fútbol. Seguro que emoción y buen juego no faltará en este bonito cruce.

large

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *