Naufragio granota; chaparrón de goles culés

El FC Barcelona logró en el día de ayer una holgada victoria por 0-5 contra un Levante UD que nada pudo hacer frente a un conjunto blaugrana que sigue con su trayectoria inmaculada en el campeonato doméstico: 12 puntos de 12 posibles con 11 goles a favor y ninguno en contra. Por su parte, el Levante UD continúa con ese solitario punto conseguido en Málaga y, lo que es más preocupante, sin estrenar su casillero de goles a favor después de más de 360 minutos de juego.
El encuentro comenzó como era de esperar, con el FC Barcelona dominando la posesión y un Levante UD esperando en campo propio con dos líneas muy ordenadas y un jugador descolgado arriba. La primera de estas estaba formada por cuatro defensas y la segunda por 5, con un trivote y Casadesús y Barral por derecha e izquierda respectivamente. Si bien es cierto que el gaditano y el catalán permutaban constantemente alguno de los dos la posición de atacante con Morales. Con todo esto, el plan del conjunto granota era evidente: presionar en campo propio, robar y salir rápido a la contra aprovechando la velocidad sobretodo de Morales y Barral.

Y así sucedió durante los primeros compases del partido. Tres pérdidas de balón de los culés dieron paso a contras rápidas con las que los pupilos de Mendilibar pusieron en aprietos a la zaga blaugrana. La primera y más clara de todas llegó tras un gran pase en profundidad de Camarasa a Morales que con una enorme cabalgada puso el balón en bandeja para que Barral empujara el cuero a las mallas de la portería de Claudio Bravo, pero Rakitic se cruzó a tiempo para desbaratar la ocasión. La segunda también tuvo al 7 granota como protagonista, tanto en el comienzo como en el final, ya que inició la jugada de contra con una apertura al lateral Toño que puso un balón al área al que no llegó por centímetros para poder cabecear hacia portería. Un mano a mano de Neymar, el jugador más activo del Barça, y un cabezazo también de este tras pase largo de Mascherano y una mala salida de Jesús, sirvieron como preludio de otra contra granota finalizada tímidamente por Morales con un toque de balón forzado que detuvo Bravo y del gol del propio brasileño. Una buena acción de Iniesta hizo que le llegara el balón a un Messi hasta el momento inoperante que filtró un genial pase a la espalda de Pedro López para que Neymar sortease hábilmente a Jesús y pusiese el primero en el luminoso de Orriols.

Sin embargo, este no sería el único mazazo que recibiría el Levante UD, puesto que escasos minutos después, Iniesta metía un balón a Messi dentro del área que el argentino controló y en el intento por driblar a Vyntra para definir, el defensa griego le derribó y el colegiado González González decretó la pena máxima y la expulsión para este. Afortunadamente, el astro argentino mandó el balón a la grada del Ciutat de València. Mendilibar, ante las numerosas bajas en defensa con las que contaba (Iván López, David Navarro, Juanfran, Nikos y El Adoua) tuvo que retrasar a Camarasa atrás. No obstante, poco iba a tardar en ampliarse la ventaja culé, ya que tras un mal despeje granota, Rakitic enganchó un magestual disparo cruzado con su pierna diestra que hizo estéril la estirada del meta madrileño. Solo llevábamos 44 minutos de encuentro, pero ante la superioridad numérica, futbolística y de goles se concebía utópico cualquier atisbo de reacción del cuadro local. De esta manera, se alcanzaban los primeros 45 minutos de un encuentro que, pese a los buenos minutos del cuadro de Mendilibar, el FC Barcelona a base de pegada había conseguido dejar visto para sentencia.

1411316573_900627_1411330356_album_grande

Vyntra derriba a Messi dentro del área (Fuente: as.com)

Ya en el segundo acto y con la lluvia haciendo acto de presencia, el Levante UD trató de tirar de orgullo y fruto de ello dispuso de una falta muy peligrosa que Diop estrelló en la barrera. Parecía que el equipo de Luis Enrique no había salido con la misma tensión que en la primera parte, pero Sandro –que había sido sustituido por Neymar hacía poco- a placer tras pase de Messi y más tarde Pedro se encargaron de poner la puntilla al encuentro. Sin embargo, pese a que el partido estaba más que finiquitado y sin ninguna tensión, mirabas al marcador y había una sensación extraña: goleada del barça y ningún gol de Messi, raro raro… y así, en el minuto 72 y con la colaboración de Jesús, el argentino cogió el balón al borde del área y tras un amago elevó suavemente el cuero para redondear la noche. 0-5. Y la afición granota, que dejó un detalle precioso al despedir con una gran ovación al mago Iniesta, fue dejando sus asientos con una sensación cuanto menos preocupante, ya que el Levante UD de Mendilibar sigue sin arrancar y las jornadas se suceden…
Con todo esto, las trayectorias totalmente contrapuestas con las que llegaban ambos equipos a este encuentro, no se vieron modificada ni un ápice. El FC Barcelona contestó al Real Madrid con una manita y sigue liderando la tabla de la Liga BBVA; por el contrario, el conjunto granota continúa como el farolillo rojo de la misma con el solitario punto conseguido en La Rosaleda. Veremos cómo se desarrollan las tres próximas fechas que se avecinan claves para el devenir del Levante UD donde se enfrenta a tres rivales, en principio, directos: Granada, Rayo Vallecano y Eibar.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *