Un gran Rayo saca a relucir los problemas granotas

El Rayo Vallecano logró en la noche de ayer un meritorio 0-2 en el Ciutat de València con un doblete de Leo Baptistao. El conjunto vallecano fue superior en prácticamente la totalidad del encuentro a un Levante UD que no consiguió mostrar ante su afición la versión de Granada. De nuevo, aparecieron los fantasmas de las primeras jornadas: inoperancia en el ataque y constantes fallos defensivos.

En la vida hay un dicho que suele ser aplicable para todo ámbito y, por supuesto, para el fútbol también. Este es: “Si algo funciona, ¿para qué cambiar? Sin embargo, parece que José Luis Mendilibar no está muy de acuerdo con esta cita, ya que sorprendió al dejar fuera del once inicial a Camarasa y Morales tras haber realizado el mejor encuentro de la, todavía corta, temporada con ellos como titulares. En detrimento de estos dos, entraron Simao Mate e Ivanschitz al que por enésima vez pudimos ver perdido en la banda izquierda, posición que no es la suya.

El comienzo del partido fue fiel reflejo de lo que acontecería en el transcurso del partido. Un gran Rayo, con una buena presión adelantada, una muy buena solidez defensiva con Abdoulaye a la cabeza y un fenomenal sentido del juego con Roberto Trashorras como timón, era superior a un Levante UD que se mostraba sin ideas con el balón en los pies, totalmente estéril en ataque (como deja claro la estadística de cero tiros a puerta en todo el partido por los 7 del Rayo) y con una defensa dubitativa. Además, si a todo esto le sumas la falta de suerte, el cóctel resultante no puede ser nada bueno. Tras una jugada desafortunada en la que Toño se lesionó al ceder hacia atrás a Jesús, este último no despejó bien y tampoco hizo lo propio Simao, el balón le cayó a Trashorras para que filtrara un gran pase por la banda de un malherido Toño y Baptistao se encargase de poner el 0-1 en el minuto 12.

Los fantasmas de principio de liga volvían a planear por un Ciutat al que no le gustaba nada lo que veía. El conjunto granota, más por ímpetu que por juego, trataba de reponerse, pero salvo balonazos al área, que siempre acababan siendo desbaratados por la zaga madrileña, y la electricidad de Rubén, el Levante UD no daba siquiera un mínimo atisbo de peligro atacante. Fue precisamente con una acción del 10 granota cuando se produjo una jugada que podría haber cambiado el signo del partido y que sirvió como preludio del 0-2. Tras controlar un gran cambio de juego, Rubén García encaró a Insúa y este le derribó, ante la atenta mirada de un errante Estrada Fernández. No obstante, el enfado de la parroquia levantinista se tornaría en doble cuando el propio Emiliano Insúa puso un gran centro desde la izquierda a Leo Baptistao y este cabeceó a las mallas de la portería de Jesús. Otro fallo defensivo volvía a condenar al Levante UD. Sorprendente la facilidad con la que Baptistao se cuela en medio de David Navarro y Vyntra -que había sustituido al lesionado Toño-, que no se entienden y al primero le acaba sobrepasando el balón y el segundo no cierra adecuadamente en su posición de lateral izquierdo. Con este mazazo para el Levante UD y una última ocasión, de nuevo en las botas del ariete brasileño del Rayo, se llegó al descanso.

Con la reanudación, el conjunto de Mendilibar parecía que se había activado y comenzó a asomar por la puerta de un desocupado Toño. Sin embargo, este arreón tan solo fue efímero, además de ineficaz. La entrada de Víctor Pérez por Simao Mate no proporcionó más juego al Levante UD; aunque sí es cierto que con la entrada de Morales por Barral y Casadesús de nueve, los de Orriols mejoraron. Con todo esto, el Rayo Vallecano tuvo la oportunidad de sentenciar el partido (si no lo estaba ya) pasada la hora de encuentro con un penalti que Pedro López cometió sobre Bueno. Empero, el propio madrileño estrelló el balón en el larguero y el luminoso continuó con el 0-2. 0-2 que no se movería, ya que, aunque ambos intentaron buscar el gol, ninguno de los dos consiguió acertar.

Ya en rueda de prensa, tanto José Luis Mendilibar como Paco Jémez, hicieron balance del encuentro. Como es obvio, cada uno tenía sensaciones bien distintas, equiparables a las que desprenden sus conjuntos en el verde. El de Zaldívar recalcó los problemas defensivos que sufre su equipo y que hemos comentado: “”No hemos estado bien en defensa. Hoy la línea defensiva ha fallado. No hemos estado contundentes y tenemos que coger responsabilidad, porque la gente veterana de atrás son los que tienen que llevar el equipo hacia delante y tomar responsabilidades. Puede que sea por el cansancio o porque no hemos salido enchufados”. Por otro lado, Jémez se mostraba muy satisfecho con el trabajo de sus pupilos: “Hemos hecho un gran partido en un campo que era difícil de jugar. Estaba seco y alto, y a nuestro equipo, que nos gusta tocar, nos dificulta mucho la tarea y por eso aún le doy más valor. Esto empieza parecerse a lo que yo entiendo que tiene que ser un equipo de fútbol”.

Ficha técnica:

Levante UD: Jesús, Pedro López, Héctor Rodas, David Navarro, Toño (Vyntra, min 14), Simao (Víctor Pérez, min 46), Diop, Rubén García, Ivanschitz, Casadesús, Barral (Morales, min 46)

 

Rayo Vallecano: Toño, Tito, Abdoulaye, Zé Castro, Insúa, Baena, Trashorras, Kakuta (Aquino, min 57), Licá, Bueno (J.Pereira, min 76), Leo Baptistao (Manucho, min 81)

 

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a David Navarro, Simao, Diop y Héctor Rodas por parte del Levante UD y a Kakuta y Zé Castro por parte del conjunto vallecano.

 

Goles: 0-1, min 12, Leo Baptistao. 0-2, min 33, Leo Baptistao

 

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la Liga BBVA 2014/15 disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 12.106 espectadores.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *