El líder ya no es tan líder

No existen palabras ni artículos para comentar o sintetizar lo que esta semana se ha vivido en la mejor liga del mundo. Cuando oí hablar de clásico me vino a la cabeza uno de los partidos más espectaculares que esta jornada podía darnos. En efecto, me refiero al Manchester United- Chelsea. Pese a esto, nuestro clásico inglés no dio la talla, o al menos, no fue el partido que se esperaba.

Un Chelsea que se las prometía muy felices con un auténtico golazo de un viejo guerrero como es Drogba, se encontró con un más que oportuno Van Persie que supo estar en el lugar exacto y en el momento justo. Pese a los errores defensivos que pudimos ver de nuevo en los de Old Trafford, principalmente en la acción del gol “blue” con la insensatez de asignar a Rafael como marca de un auténtico rematador nato, los “diablos rojos” fueron capaces de provocar el enfado del portugués, José Mourinho, con el gol del empate cerca del minuto 94′.

Por otro lado, destacamos las actuación de los de Koeman, imponiéndose al Stoke City por 1-0. Es de reconocer la hazaña que este equipo está llevando a cabo después de la “desbalijada” en el anterior mercado de traspasos.

imageLa otra cara de la jornada la protagoniza el Manchester City, en un encuentro en el que se pudo ver cómo en el Boleyn Ground se hicieron algo más que “lindas pompas de jabón”. Los de Allardyce dieron un golpe en la mesa ante todo un City ganando 2-1 y presenciando, además, una obra de arte que David Silva efectuó maquillando así el resultado. Todo esto, sin dejar de lado a un Tottenham al que, ahora, haremos referencia.

Los de Pochettino defraudaron una vez más. Esta vez lo hicieron por medio de una derrota por 1-2 ante un inspirado Newcastle, que supo dar la vuelta al encuentro materializando una bonita remontada. En contra, hayamos a un Arsenal que coge confianza y moral después de su victoria por 2-0 contra un Sunderland más que “fallón” y con el chileno Alexis asumiendo responsabilidades echándose al equipo a las espaldas.

Por último, resaltamos la mala actuación de los de Rodgers que, ésta vez, no lograron pasar del empate a cero. Otra semana más, la sombra del uruguayo Luís Suárez se alarga tapando por completo a Mario Balotelli, que sigue sin marcar.

Así pues, esta jornada, que se cerró con el encuentro del QPR-Aston Villa imponiéndose los locales por 2-0, nos da de nuevo sorpresas a través de puro espectáculo, liderado por un Chelsea que parece esta semana no ser tan líder. No obstante, mantiene una diferencia de cuatro puntos con los de Koeman, que no perdonan.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *