Un continente en constante desarrollo futbolístico

En el mundo del fútbol, el continente europeo siempre ha sido superior al resto, desde los orígenes. Las cinco ligas más potentes del planeta pertenecen a este, que no solo crea a los mejores futbolistas del mundo, sino que atrae a los que deslumbran en el resto, plagado de ligas menores y selecciones nacionales con escasa relevancia internacional, salvo algunas excepciones como Brasil o Argentina. Sin embargo, en los últimos años algunas competiciones y sus combinados nacionales siguen desarrollándose a pasos agigantados, como la MLS y la Selección de Estados Unidos.

En el continente africano, sucede algo similar, pero con más dilación. En Europa, adquieren a sus promesas, a sus jugadores emergentes. Allí, fichan a las antiguas estrellas para competir a corto plazo unos años antes de retirarse profesionalmente, sobre todo en países como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos, donde los magnates del petróleo se hacen con los clubes deportivos. Y aunque, la mayoría de las estrellas africanas trabajan para clubes europeos, poseen un gran nivel futbolístico del que la gente de sus países se siente orgullosa. Curiosamente, en las grandes selecciones tropicales como Camerún o Costa de Marfil destacan dos ó tres jugadores, quedando el resto en un segundo plano y compaginando futbolistas de segunda con jugadores ‘top’. Pero, ¿qué pasaría si saliera una única selección de toda África? ¿Sería capaz de ganar un Mundial? Veamos cómo sería una hipotética convocatoria:

Nigeria-s-goalkeeper-Vincent-E_54410587284_54115221152_960_640

En la portería, el nigeriano Enyeama (Lille, Francia) y el camerunés Kameni (Málaga, España) serían las grandes referencias en detrimento de otros porteros, que ahora mismo están muy lejos del nivel de los anteriores.

En el lateral derecho, el joven marfileño de 21 años, Aurier (PSG, Francia), ganaría la titularidad al camerunés Nyom (Granada, España) y a su compatriota Eboué (Galatasaray, Turquía).

En el centro de la zaga, el medio centro camerunés Matip (Schalke 04, Alemania) retrasaría su posición para evitar los ataques rivales junto con el marfileño Kolo Touré (Liverpool, Inglaterra). Otro jugador natural de Costa de Marfil, Bamba (Palermo, Italia) sería el defensor idóneo para actuar como suplente de estos.

Para el puesto de lateral izquierdo, el camerunés Assou – Ekoto (Tottenham, Inglaterra) o el marfileño Boka (Málaga, España) serían los jugadores ideales.

En el centro del campo, existe un importante overbooking de futbolistas referentes a nivel mundial, así que sería muy difícil decidir la titularidad o la suplencia de los mismos.  El jugador más destacable y el único que aparecería en el once inicial con total seguridad es el marfileño Yaya Touré (Manchester City, Inglaterra). El nigeriano Obi Mikel (Chelsea, Inglaterra), el maliense Keita (Roma, Italia), los cameruneses M’Bia (Sevilla, España) y Song (West Ham, Inglaterra),  los ghaneses Essien, Muntari (ambos del Milán, Italia) y Boateng (Schalke 04, Alemania) podrían ser sus acompañantes en el doble pivote.

En los extremos, sucede el mismo problema. Hay siete jugadores que merecen un puesto en el once para cubrir tan solo dos posiciones. Los argelinos Feghouli (Valencia, España) y Brahimi (Oporto, Portugal), el marroquí Amrabat (Málaga, España), el ghanés Atsu y el sudafricano Pienaar (ambos del Tottenham, Inglaterra), otro ghanés, Ayew (Lorient, Francia) y el marfileño Gervinho (Roma, Italia) sería las opciones más factibles. Yo, personalmente, descartaría a Atsu y a Ayew para barrer ligeramente una posición tan bien cubierta.

949402_1

En la delantera, cuatro arietes cubrirían las dos posiciones, con referencias sobre el campo y en el banquillo para posibles sustituciones. El marfileño Drogba (Chelsea, Inglaterra), el camerunés Samuel Eto’o (Everton, Inglaterra), el gabonés Aubameyang (Borussia Dortmund, Alemania) y el ghanés Asamoah Gyan (Al- Ain, Emiratos Árabes Unidos) serían los atacantes de esta selección africana.

Los buenos entrenadores africanos escasean, por lo que sería realmente complicado encontrar un buen seleccionador. Estas son algunas de las alternativas:

El mítico Zinedine Zidane, francés de ascendencia argelina, decidió jugar con Francia en su etapa como futbolista, pero siempre ha estado orgulloso de sus raíces e incluso ha asistido como espectador a algunos partidos de la Selección de Argelia.

El italiano Fabio Capello ya ha demostrado que es capaz de entrenar a selecciones aunque no sean la de su país, como Inglaterra o Rusia y podría aceptar el cargo sin problemas.

El escocés Sir Alex Ferguson se encuentra disponible en este momento tras 40 años en los banquillos, 28 de ellos en los de un grande de Europa como es el Manchester United. Aportaría la veteranía necesaria para derrocar a las grandes selecciones.

futbol dchos humanos zidane argelia

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.