Aduriz derriba la ilusión granota en la primera batalla por la permanencia

La primera de las finales para el Levante UD acabó en derrota, por 0-2, frente a un Athletic de Bilbao que aprovechó las pocas ocasiones de las que dispuso y que, la victoria, les sirve de colchón para la Liga. Por otra parte, el Levante no ha aprovechado las ocasiones y debe mejorar, así como su juego, gris por momentos y que parece no encontrar un patrón a seguir fijo.

La primera parte ha sido reñida, con ocasiones para ambos equipos, con un Levante a un buen nivel, acompañado por la afición, con ocasiones claras que no se materializaban. Se vio un Levante superior en tramos del partido pero esta ligera superioridad no se materializaba en goles. Morales y Xumetra eran un puñal por la banda derecha. Por lo que respecta al Athletic, tuvo una muy clara en las botas de Muniain, en una contra bien trazada, pero el balón se estrelló en el larguero.

Ya en la segunda parte, el juego se volvió gris, sobretodo para el Levante, que se encontró con un gol tempranero, obra de Aduriz tras un gran movimiento de delantero centro dentro del área y tras la permisividad de la zaga granota. El Athletic salió muy enchufado y el asedio de los de Valverde fue continuo. Con este gol, los locales tuvieron que remar a contracorriente buscando el empate que nunca llegaría ya que, en una pérdida de balón de Pape, el Athletic salió a la contra, de nuevo, y Aduriz, por segunda vez, anotaría para cerrar el partido y darle una victoria importante a su equipo, que alivia la tensión de los leones ya que atravesaban una mala racha, pese al pase a semifinales de la Copa del Rey.

El Levante ha fallado en la primera de las finales que le quedan por la permanencia y debe mejorar si quiere lograrla. Queda una serie de partidos en casa, en el Ciutat, que el Levante debe aprovechar para llevarse los tres puntos, con el calor de su afición que hoy ha demostrado compromiso, que ha acudido al Ciutat y ha alentado al equipo hasta el final, que no se ha rendido, ni se va a rendir.

El aspecto positivo del partido para el Levante es la entrada de la nueva incorporación, Kalu Uche, que, en poco tiempo, ha demostrado pinceladas de buen jugador, se le ha visto con garra, intensidad y buen hacer y transmite buenas sensaciones a la familia granota de cara al final.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.