Nos quedan 3 años aguantándonos

El equipo volvió a dar una triste imagen fuera de casa, como ya viene siendo habitual esta temporada, a pesar de haberse tachado el partido como un choque clave para seguir enganchado al tercer puesto o descolgarte. Prácticamente ocho días para preparar el encuentro y el conjunto defraudó.

Ocurrió de nuevo. El Valencia vuelve a pinchar fuera de casa. Una nueva derrota en Liga, que no ocurría desde noviembre frente al FC Barcelona hace que el conjunto dirigido por Nuno Espirito Santo se quede 5º, a un punto del Sevilla, que tiene un partido menos. Los jugadores no estuvieron bien, al igual que el técnico luso. No veo atisbo de error si pienso que esta plantilla tiene jugadores para hacer un fútbol muchísimo mejor, más vistoso, de toque y control sobre los partidos. Nada más lejos de la realidad. Un mediocampo en adelante con mucha calidad para jugar un fútbol talentoso y nada más pitar el árbitro el inicio del partido, balonazo buscando a Negredo. Durante los 90 minutos, no cuento más de 3 jugadas del Valencia en las que se dieran más de 5 pases.

Nuno sigue apostando por jugar sin bandas y se excusa en rueda de prensa en que no tiene a Piatti y Feghouli. ¿No lleva Rodrigo jugando en banda media liga? ¿De Paul puede jugar alguna vez minutos que no sean basura o para salvar de la catástrofe al equipo? ¿Cuántas veces ha sido Gayà el extremo izquierdo del equipo?. Creo que Nuno tiene un once definido y variantes tácticas realmente interesantes, pero en ninguna el equipo parece mostrar un gran nivel. El empuje de Mestalla, la intensidad y la firmeza defensiva son los pilares básicos del equipo, y cuanto no están, se nota. Tres factores que no estaban en Málaga.

Llegó un magnate que ha puesto a un entrenador a dedo en el banquillo, para renovarle a media temporada a 3 más y dotar de confianza a un proyecto como en Inglaterra, a años vista con el entrenador. El modelo es adecuado, se ha echado en falta cierta continuidad en todas las parcelas del club, pero tal vez no sea Nuno no deba ser el elegido. El tiempo dirá si es así o no y si el equipo mejora su faceta fuera de casa, además de ofrecer un fútbol que, por plantilla, ostenta. Porque nos quedan 3 años aguantándonos (tal vez menos) y yo quiero disfrutar de mi equipo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *