Una Champions League muy cara

Buenos jugadores, largas plantillas, elevados presupuestos, aspiraciones muy altas y público exigente caracterizan a algunos clubes que hoy lideran la clasificación de la Liga BBVA. Entre ellos están Barcelona, Madrid, Atlético, Sevilla y Valencia.

Pese a quien le pese, Barcelona y Madrid están varios escalones por encima del resto en el  panorama futbolístico español, europeo y mundial. Tan solo, a día de hoy, el Bayern Munich presenta una plantilla del mismo nivel. El caso del Atlético es complejo porque pese a que actualmente se presente como un equipo de primera línea no se debe olvidar que hace tan solo dos años que el equipo planta cara a los grandes de Europa. La duda, por tanto, reside en si estamos hablando de un ciclo o de una nueva era en el fútbol español en el cual dejamos de lado el binomio Barcelona – Madrid para dar entrada al Atlético a este triángulo de equipos top.

Ahora, sería bueno analizar a fondo los equipos que están ligeramente por debajo de estas imparables bestias del mundo futbolístico: Sevilla y Valencia. Ambos, se caracterizan por lo comentado al inicio; buenos jugadores, largas plantillas, elevados presupuestos, aspiraciones muy altas y un público exigente. Lo que realmente interesa aquí son los dos últimos puntos que casualmente es lo que más quebraderos de cabeza traen a los aficionados de unos equipos que siempre quieren más.

Sería inusual imaginarse a una grada sevillista sin levantar la voz cuando las cosas van mal o a un gran conglomerado de valencianistas alzando sus blancos pañuelos al viento formando la famosa pañolada al ver que su equipo no consigue los objetivos que quieren. Cabe hacerse una pregunta, ¿realmente es tan trágico no conseguir una plaza para la Champions League? La Liga BBVA cada vez es más compleja e igualada, sobre todo en esos puestos que rondan desde la cuarta a la séptima plaza.

Villarreal y Málaga, carecen de estos presupuestos y de un público muy estricto. Esto no quiere decir que no estén en la pelea sino todo lo contrario. Parece que al no tener las aspiraciones tan elevadas sus objetivos queden en una mera salvación pero no es así, cada vez con más fuerza se aproximan a los equipos de arriba de la tabla y plantan cara a equipos como Sevilla y Valencia peligrando cumplir sus objetivos.

Sevilla y Valencia son sin lugar a duda dos equipos históricos de la Liga pero no por ello tienen un sitio asegurado en Europa. El trabajo duro y constante marca las diferencias y sitúa a un club más arriba o abajo al finalizar la campaña. Con esto volvemos al tema inicial; no sirve con tener un alto presupuesto o una buena plantilla, solo sirve ganar y esta palabra no está obligatoriamente ligada con equipos que en principio tienen un nivel superior.

Foto portada: abc.es

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *