Piti, cual ave Fénix

Al igual que dicho ave mitológica, Francisco Medina Piti ha resurgido de sus cenizas. La llegada de Abel Resino al conjunto granadinista, ha devuelto el sitio y la confianza al delantero tarraconense, quién ha capitaneado el juego nazarí en los dos últimos encuentros ligueros ante Deportivo y Elche.

Si la imagen mostrada en la primera vuelta de la competición regular por parte del Granada ha sido bastante negativa, peor aún ha sido el juego realizado por Piti. Con una ingente falta de confianza, descolocado y luchando en absurdas batallas que no le correspondían, el jugador catalán ha estado a años luz de su óptimo nivel. Llegando incluso a ser pitado en Los Cármenes, objeto de críticas y de alguna mofa por parte de la afición nazarí. Dado por acabado, por muerto, por viejo; los créditos de Piti se acababan y quedaba relegado al banquillo, jugando un rol de actor de reparto en la tragedia del Granada.

Todo cambia para él, y por consiguiente para el equipo, un 25 de enero en Riazor, cuando Resino, en su re-debut decide ubicarle en su posición nata en el terreno de juego, la media punta. Con una consigna clara por parte del míster, olvidarse de labores defensivas y desplegar todo su arsenal en creación ofensiva. Abel apuesta por exprimir las cualidades y calidades del de Reus, acertando por completo en el papel dado al jugador. Piti, con un notable partido y un gol de bella factura, se erige como líder de un Granada, que lava su cara, muestra mejores credenciales y saca un valioso empate de Riazor.

Con la llegada del Elche al Nuevo Los Cármenes, de nuevo el técnico toledano decide dar la batuta de la desafinada orquesta, al mediapunta catalán. No defrauda, y Piti hace su mejor partido de la temporada, tirando de galones y de calidad para devolverle al Granada, 16 jornadas después, una victoria. Por sus anaranjadas botas pasa todo el juego -y peligro- rojiblanco, y también de sus pies sale la jugada y asistencia a Jhon Córdoba, para que marque a placer el único tanto del choque.

Con Abel, el equipo parece otro, se muestra más ofensivo y el juego gira en torno a la figura del ’10’ rojiblanco. No puede haber mejor refuerzo invernal para el Granada, y es que no hay duda, habemus Piti… Que tiemble Villareal, próximo objetivo de la zurda de oro.

 

1 Comentario

  1. Evaristo

    06/02/2015 a las 10:58

    Que bueno Compadre!!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *