Encarrilada, pero no sentenciada

El Barcelona dejó anoche encarrilada las semifinales de Copa del Rey contra el Villarreal por un resultado de 3-1, que bien pudo ser más abultado. A falta del partido de vuelta en el Madrigal, el Barça ha tomado una notable ventaja en el partido de ida, pese a que la eliminatoria no está del todo sentenciada.

Los de Luis Enrique volvieron a brillar, el equipo está en racha de juego y de resultados, la de ayer fue la décima victoria consecutiva para los blaugranas. Ayer el técnico culé volvió a apostar por el tridente en ataque y realizó alguna variación en el esquema en comparación con los últimos encuentros ligueros, como la incorporación de Rafinha en el medio campo, la posición de Mascherano en el pivote defensivo para dar descanso a Busquets, o la ya habitual titularidad de Ter Stegen en la competición copera.

Marcelino salió con todo en el Camp Nou, aunque utilizó un sistema bastante defensivo para los jugadores que tenía sobre el campo. El asturiano tenía el precedente del partido de liga e intentó imitar aquel partido. Musacchio que ejerció de capitán tras la lesión de Bruno en la primera parte tuvo un partido desafortunado, falló en el primer y tercer gol y cometió el penalti que posteriormente detendría Asenjo a Neymar.

2

En cuanto a los goles, antes del descanso Suárez robaba un balón a Musacchio en zona peligrosa y asistía con facilidad a Messi que al primer toque inauguraba el marcador. Así se marchaba el partido al descanso. Trigueros a los tres minutos de la segunda parte robaba un balón a Suárez y disparaba desde fuera del área, el meta alemán falló en el gol, y así lo reconoció después del partido. Pero el Barça de estas últimas fechas no se viene abajo con un gol en contra, y rápidamente Iniesta tras una pared con el nueve blaugrana volvía a adelantar al Barcelona. Pasada la hora de juego, Piqué remataba un córner lanzado por Messi y dejaba encarrilada la eliminatoria. Pero la diferencia pudo ser aún mayor si Neymar hubiera anotado el penalti que le dejó el argentino.

De este modo, los de Luis Enrique han conseguido superar el trámite en casa pero no podrán relajarse ni ir a casa del Villarreal confiados, ya que están a un solo paso de llegar a la final de la Copa del Rey que jugarían contra el Bilbao o el Español (1-1 en la ida).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *