El Gato de Catoira, Sergio Álvarez

Ser portero dentro del ámbito futbolístico es muy complicado, ya que un simple gol puede lastrar una excelente actuación. Pero servidor siente una debilidad por la figura del arquero, y más de los que pertenecen a clubes humildes. Por eso hoy vengo a hablarles de una de las sorpresas de la temporada (bajo mi punto de vista), el portero del Celta de Vigo, Sergio Álvarez.

Prácticamente no se puede hablar de la consagración del guardameta en el equipo celtiña hasta esta temporada. Es cierto que ya había jugado en el primer equipo, pero solían ser partidos poco trascendentales, ya que era el suplente; primero de Javi Varas y luego de Yoel. Pero con la marcha de este último al Valencia CF, el Toto Berizzo depositó su confianza en él para ser el arquero titular y el de Catoira (su ciudad natal)  no ha decepcionado.

Es cierto que ayer vimos una actuación muy buena de Sergio, atajando las pegadas colchoneras, pero no es fruto de un solo día. El arquero gallego viene haciendo gala de unos excelentes reflejos a lo largo de la temporada, recordemos, por ejemplo, la parada al penalti de Medunjanin en O Noso Derbi (Celta-Deportivo) en los últimos minutos del encuentro.

El cuadro celeste de Berizzo empezó la temporada como un tiro, colocándose en una privilegiada sexta posición, pero poco a poco fue bajando el pistón. Pero Sergio Álvarez mantuvo el arco celtiña a buen resguardo, ya que si exceptuamos el partido de Copa de Rey ante el Athletic de Bilbao, al Celta no le habían encajado más de dos goles.

Cierto es que, si analizamos al Celta en la parcela defensiva tiene buenos registros y buenos jugadores: Cabral, Jonathan Castro, Fontàs, Hugo Mallo, Carles Planas y Sergi Gómez, entre otros. La mayoría de ellos valores muy jóvenes, otra característica de la entidad celeste que apuesta por la juventud y la cantera.

Por lo tanto, doble orgullo deben sentir tanto el propio Sergio Álvarez como la afición, por tratarse de otro valor de la cantera que está teniendo un rendimiento excelente. Por el bien del club y del fútbol, esperemos que el Gato de Catoira continúe con esos reflejos que de momento han dado alegrías a los vigueses.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.