Los jugadores blancos, en el entrenamiento de ayer previo partido dell Madrid-Schalke