Se impuso la lógica

Hoy en día, una final de cualquier título perteneciente a la Federación Inglesa de Fútbol en la que el Chelsea sea uno de los dos contendientes tendrá un claro favorito. Esto se debe a que los Blues han conseguido una amplia ventaja en el juego respecto a el resto de los rivales de su país. Esta diferencia tiene, principalmente, dos nombres que representan la supremacía del Chelsea: un Courtois que se encarga de ahuyentar los fantasmas de cualquier tropiezo que se pueda producir, y un superlativo Hazard que, moviéndose por toda la zona atacante, nutre a Diego Costa para que las ocasiones que generan se conviertan en gol.

El partido de ayer fue ligeramente diferente puesto que la primera parte fue de un ritmo lento por culpa de un invento de Mourinho que no acabó de funcionar. Si en su etapa en España llegó a poner a Pepe en el mediocentro, ayer ante la baja de Matic y Mikel, fue Zouma el encargado de suplirlos en el centro del campo. En el primer tiempo al equipo le costó sacar la pelota y Cesc tenía que bajar mucho para conectar con los de arriba, dejando la mediapunta libre. En estos casos el Chelsea tiene un recurso muy útil llamado John Terry. Cada vez que su conjunto se encuentra en medio de un partido tosco y gris, aparece el y, esta vez a centro de Willian, poner el pie y llevar al equipo que capitanea a vestuarios con ventaja en el luminoso.

El escenario era el soñado por Mourinho. Le tocaba hacer aquello que tan bien se le da pero que pocos dominan tanto como él: la defensa férrea de su portería. Ciertamente el Tottenham no se fue en tromba hacia arriba y el Chelsea no tuvo que recurrir a las contras aunque entre Diego Costa y Walker hicieron el segundo de los Blues que se veían campeones aunque Kane aún tenía algo que decir. Un par de ofensivas de la revelación de la temporada en las islas pero entre Terry y Cahill pudieron neutralizarlas.

El primer título del manager portugués en su vuelta a Stamford Bridge pero, en caso que todo siga igual que ahora, se avecinan muchos más.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *