Thiago Silva en el momento de anotar el 2-2 decisivo