Los 20 grupos ultra más temidos de Europa

Los Ultras, Firm, Hooligans o Barras Bravas se definen como hinchas de un equipo de fútbol con comportamiento agresivo y vandálico. Generalmente, son los grupos de aficionados concentrados en un sector del estadio reservado exclusivamente para ellos que se dejan el alma y la garganta alentando a su equipo hacia la victoria. Además, también suelen ser los primeros en movilizarse para los desplazamientos cuando su equipo juega lejos de su ciudad. Aquí  empieza el eje de la polémica, ya que debido a su actitud violenta, se producen reyertas entre los ultras de ambos equipos en la previa de un encuentro o en el postpartido. Estos son los 20 ‘grupos ultra’ más temidos de Europa, (sin contar a los españoles), ya sea por la enorme cantidad de gente que los forman o por sus incidentes allá donde van:

En el sureste del continente se concentran la mayoría de ellos. Países como Grecia, Turquía o Italia son un potente foco de atracción hacia la vida ultra.

En el país heleno destacan la mayoría de los equipos, pero cuatro de ellos se imponen sobre el resto. El último derbi ateniense entre Panathinaikos y Olympiakos que tuvo lugar el pasado 22 de febrero estuvo marcado por los incidentes en la grada. Se produjo una fuerte pelea entre ambas aficiones y, por si fuera, poco, el partido empezó con retraso al verse intimidados los jugadores visitantes por la hinchada local. Se lanzaron bengalas, e incluso asientos, sobre el césped y la Policía se vio obligada a intervenir en varias ocasiones. El otro equipo grande de la ciudad, el AEK Atenas, también es conocido por su grupo ultra, que casi provoca que sancionaran al club con bajar a Segunda división, cuando en mitad de un partido en el que su equipo iba perdiendo, saltaron al terreno de juego con palos para dar una paliza a sus jugadores y a su entrenador, quienes tuvieron que refugiarse rápidamente en los vestuarios. Los ultras del PAOK de Salónica también son autores y cómplices de varios enfrentamientos por toda Europa. Hace unos meses atacaron la sede en Salónica del partido nazi griego ‘Amanecer Dorado’, contrario a su ideología.

El Galatasaray y el Fenerbahçe son, históricamente, los dos mejores equipos de Turquía y sus ultras no se quedan atrás. Los primeros fueron noticia por atacar con navajas a los hinchas del Borussia Dortmund desplazados a Estambul para presenciar un partido de la presente edición de la Champions League. También se enfrentaron a la Policía Nacional en los aledaños del Santiago Bernabéu. Los segundos quemaron su propio campo en 2010 cuando su equipo perdió el título de Liga y los jugadores tuvieron que salir escoltados por las fuerzas de seguridad, incluso amenazaron a los propios agentes con agredirles “si no les entregaban a Dani Güiza”.

Ultras del Fenerbahçe queman su estadio. Fuente de la fotografía: Sport

En la capital italiana, los ultras del AS Roma (Curva Sud) y el Lazio (Iirrudicibli) también han protagonizado numerosos altercados, al ser vecinos y rivales también respecto a la ideología política desde el régimen de Mussolini, los primeros de izquierdas y los segundos de derechas. En 2013, se pelearon en una batalla campal que dejó graves destrozos en la ciudad y varios heridos. Por otra parte, en Nápoles, la ciudad de la mafia por excelencia, el líder de su grupo ultra ya no puede entrar a ningún estadio de fútbol en todo el mundo por ser demasiado violento. La última final de Copa de Italia entre Nápoles y Fiorentina dejó tres heridos de bala y otros muchos por arma blanca. En 2007, otro miembro del grupo asesinó a un agente de policía y fue ingresado en prisión.

Inglaterra es la cuna del nacimiento del ‘Movimiento hooligan’. En Londres, los hinchas de dos equipos modestos como son el West Ham (Inter City Firm) y el Millwall (posee varios grupos ultra) son considerados entre los más peligrosos del mundo. Hace años que estos dos equipos no se enfrentan pero el odio entre sus aficiones es del todo enérgico. En uno de sus últimos enfrentamientos, en 2009, el partido tuvo que suspenderse varias veces y un seguidor acabó apuñalado. También en la capital británica, los hooligans del Chelsea (Headhunters) son muy temidos. Su última actuación polémica tuvo lugar el pasado mes en el Metro de París cuando no dejaron subir a un hombre por ser negro. The Red Army, del Manchester United, mantiene también una gran rivalidad con Inter City Firm. En un desplazamiento de estos a Manchester, irrumpieron el viaje y les propinaron una paliza. En los últimos años, varios hinchas del United han muerto en enfrentamientos con otros grupos ultra.

Un padre y su hija haciendo el saludo nazi y una peineta en el estadio del Chelsea. Fuente de la fotografía: Highbury.es 

En Polonia, el  Legia de Varsovia y Wisla de Cracovia destacan sobre el resto de sus compatriotas por poseer grupos de hooligans violentos, que causan daños por todo el continente con motivo de los partidos de competición europea. El año pasado durante un partido del Legia en su estadio, los ultras locales saltaron la valla que les separaba de la afición visitante y empezaron una pelea multitudinaria. En el único vomitorio por donde podían salir los hinchas visitantes, les esperaban más ultras del Legia. Los del Wisla, de ideología nazi, pelean cada año contra los de su rival de la ciudad, el Cracovia Krakow, que usan símbología judía en sus bufandas y banderas. La ciudad se convierte en un entorno realmente peligroso cada día de derbi. En 2010, algunos ultras del Wisla atacaron al líder de los ultras del Krakow y fueron condenados a entre ocho y diez años de prisión.

En Alemania, es mundialmente conocida la grada de animación del Borussia Dortmund y, aunque no tiene fama de vandálica, algunos de sus hinchas más forofos sí lo son. De hecho, el Signal Iduna Park, estadio del Borussia, cuenta con dos calabozos para encerrar a los aficionados violentos hasta la llegada de la Policía. En su último desplazamiento a Hannover, provocaron numerosos incidentes en la ciudad. Volcaron un furgón policial y lo decoraron con pegatinas de su equipo.

Así se las gastan los ultras del Borussia Dortmund, rival del Real Madrid en la Champions

Furgón policial volcado en Hannover por los hinchas del Borussia. Fuente de la fotografía: ABC

En Holanda, el equipo poseedor de los ultras más violentos es, sin duda, el Feyenoord. Su última actuación polémica tuvo lugar este año en Roma, cuando destrozaron la Plaza de España. Este año, también han sido noticia por pelear contra los Biris Norte del Sevilla antes de un enfrentamiento de Europa League en Rotterdam. Sin embargo, los del Ajax no se quedan atrás. El año pasado pararon la final de Copa de Holanda al lanzar bengalas sobre el césped celebrando la momentánea victoria, que se acabaría consumando.

Los Ultra Bad Boys del Estrella Roja de Belgrado asisten tanto a los partidos de fútbol como de baloncesto de su club. Hace unos meses, el partido de baloncesto contra el Galatasaray se saldó con un seguidor del equipo serbio muerto y varios heridos.  En 2010, fueron sancionados por la Uefa tras pegarse con los aficionados del Slavia en su desplazamiento a Praga.

Por último, hay un equipo desconocido en Europa, pero con un grupo de ultras que siembra el pánico allá donde va. Se trata de los Green Monsters del Ferencváros húngaro. Ahora, el equipo está en Segunda división pero es el único club de Hungría que ha llegado a la segunda fase de la Champions League. Este grupo ultra antisemita es conocido por golpear o apuñalar a los aficionados rivales siempre que pierde su equipo.

Grada de animación de los Green Monsters Fuente de la fotografía: www.ultras-tifo.net

6 Comments

  1. FA

    22/08/2015 a las 14:37

    Sin duda si el artículo contemplase grupos españoles el Frente Atlético estaría entre los primeros.

    • 44

      03/10/2016 a las 6:10

      Con permiso de los boixos!

  2. HellHammer

    26/10/2015 a las 20:00

    Si dices que Legia y Wisla están antes que Lech Poznan, definitivamente no tienes ni puta idea de los hooligans más peligrosos de Europa.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *