Con la miel en los labios

Sevilla tiene un color especial, y a eso se aferrarán los más de 1.700 aficionados amarillos que visiten la capital andaluza este jueves. No han sido pocos los reveses que han sufrido los de la Plana Baixa pero lo que nunca ha faltado ha sido la ilusión.

Temporada 2002/2003

Todo empezó a escribirse en 2002, cuando con tan solo cuatro años en Primera División con un descenso de por medio, consiguieron clasificarse para la Copa Intertoto. Todo marcharía sobre ruedas hasta llegar a la final tras derrotar con solvencia al Troyes francés. En la final esperaba el Málaga, quien se llevó un resultado muy favorable del Madrigal (0-1) y acabarían haciéndose con la copa en la Rosaleda (1-1).

Temporada 2003/2004

Solo hizo falta esperar un año para ver de nuevo al ‘Submarino amarillo’ en la final del torneo, esta vez contra el Heerenveen holandés. El equipo que entonces dirigía Benito Floro consiguió un 1-2, con goles de Calleja y Víctor, renta que le sirvió para alzarse con el título ya que el resultado de vuelta fue de 0-0. El Villarreal consiguió el pasaporte para jugar la Copa de la Uefa por primera vez en su historia. Una vez confirmada la noticia, el club se hizo con los servicios del jugador que manejaría la nave amarilla por los próximos años: Juan Román Riquelme.

En su nueva andadura por Europa, lograron llegar a la semifinal del torneo en su primera participación, sorteando a todos los equipos, dispuestos a hacer historia. Pero el Valencia de Rafa Benítez los despertó del sueño tras una eliminatoria que se decidió desde los 11 metros, con un gol de Mista en Mestalla, tras un partido de ida sin goles.

Temporada 2004/2005

La cosa no quedó ahí, ya que en la siguiente campaña y con Manuel Pellegrini en el banquillo, volvieron a realizar un buen papel en la Copa Intertoto, arrebatándole al Atlético de Madrid la final. Los ‘amarillos’ consiguieron en El Madrigal un 2-0, pero el equipo dirigido por César Ferrando consiguió remontar en el Calderón. Finalmente se impuso el Villarreal en la tanda de penaltis por 1-3.

En diciembre de 2004, el club obtuvo el reconocimiento de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) como mejor equipo del mes del mundo.

En esta temporada consiguieron llegar a cuartos de final de la Copa de la Uefa pero el AZ Alkmaar acabó con las esperanzas del equipo español.

Campeones dos veces consecutivas | villarrealcf.es

Temporada 2005/2006

El equipo quemaba etapas a una velocidad vertiginosa. Tras haber acabado la temporada anterior solo por detrás de Barcelona y Real Madrid, el Villarreal se ganó el derecho a soñar en su primera aventura en la Liga de Campeones, la competición que todo club europeo desea disputar. Después de superar con facilidad la previa ante el Everton inglés, los pupilos de ‘Don Manuel’ fueron superando obstáculos uno a uno practicando un fútbol que no pasó desapercibido en todo el mundo. El 4 de abril la afición vivió una noche mágica tras eliminar en cuartos de final al todopoderoso Inter de Milán de Toldo, Figo, Verón, Recoba, Adriano y compañía, y tras una exhibición futbolística de Riquelme.

Nadie quería despertar del sueño y ya se esperaba impaciente al Arsenal. En la ida el ‘Submarino’ cayó por la mínima en Highbury con un gol de Kolo Touré. El 25 de abril de 2006 la ciudad despertó teñida de amarilla, conscientes de que algo inédito estaba sucediendo. El partido llegaba a la recta final con empate a cero y el Villarreal estaba eliminado. En el minuto 88, el colegiado ruso Valentin Ivanov, señaló el punto de penalti tras un encontronazo de Gaël Clichy con José Mari. La gente enloquecía y Riquelme sería el encargado de lanzarlo. El tiempo se paró cuando el argentino se puso enfrente de Lehmann. Lo que pudo ser y no fue. Tras un lanzamiento centrado, el guardameta arrebataba el sueño de miles de aficionados que soñaban con la tan ansiada final de París. Miles de lágrimas fueron arrancadas de los ojos de los vila-realenses, quienes a pesar de tan triste final, guardarán esa fecha para el recuerdo.

La ciudad se volcó con Riquelme, dándole todo tipo de muestras de apoyo, conscientes de que si alguien tenía parte de culpa de lo acaecido esa temporada ese era el astro argentino.

Clase pura en El Madrigal | allbluedaze.com

Temporada 2010/2011

En el año 2010 la Copa de la Uefa pasó a denominarse Uefa Europa League, en la que tras cuatro rondas de clasificación participarán 48 equipos encuadrados en 12 equipos. Era la segunda vez consecutiva que el club participaba en la nueva denominación del torneo, y tras una ronda previa excelente y una fase de grupos en la que se pasó como primero, llegó la hora de las eliminatorias. Nápoles, Bayer Leverkusen y Twente, todos ellos segundos de sus respectivas ligas, fueron las víctimas de un Villarreal por el que todos apostaban como claro favorito a llegar a la final.

En ese camino se cruzó el Oporto en semifinales, equipo liderado por Hulk y Radamel Falcao. La ida se jugó en el estadio Do Dragao, donde el conjunto que en su momento dirigía Juan Carlos Garrido se fue al descanso con un resultado de 0-1 gracias al gol de Cani al borde del final de los primeros cuarenta y cinco minutos. Todo parecía ir de cara pero tras la reanudación, los portugueses castigaron con dureza a un blando Villarreal, con un ‘póker’ del colombiano Falcao. El equipo salió muy tocado del partido pero la afición no dejó de creer en sus jugadores para darle la vuelta a la eliminatoria. En el partido de vuelta se volvió a adelantar el conjunto amarillo pero Hulk primero, y posteriormente Falcao, pusieron tierra de por medio y enterraron cualquier esperanza. El partido acabó 3-2, el Oporto acabó levantando la copa el 18 de mayo en Dublín en la final portuguesa y Radamel Falcao se proclamó ‘Pichichi’ del torneo con 17 goles.

Pesadilla en Do Dragao | fifa.com

Temporada 2014/2015

La última oportunidad de poder disputar una final se presentó esta misma temporada, cuando el ‘Submarino amarillo’ quedó emparejado con el Barcelona para disputarse una plaza para la final de la Copa del Rey tras haber eliminado al Cádiz, Real Sociedad y Getafe. Tanto el equipo como los aficionados esperaban con ganas el encuentro de ida en el Camp Nou, tras la buena imagen que dieron los de Marcelino en liga a pesar de la derrota por 3-2 tan solo 11 días antes de la cita copera.

El Barcelona venció 3-1, pero el resultado podría haber sido más abultado de no ser por una gran actuación del guardameta Sergio Asenjo, que le paró un penalti a Neymar en el minuto 69 y mantuvo con vida al equipo para el partido de vuelta. La afición se preparaba para la gran cita, se creía en la remontada y así se lo hicieron saber centenares de hinchas que se echaron a la calle para recibir al equipo. Estaban todos preparados para buscar la épica cuando en el minuto 3 Neymar hacía el 0-1. Toda esperanza se vino abajo, pero Jonathan Dos Santos consiguió el empate antes del descanso. En la segunda parte, Tomás Pina fue expulsado y Luis Suárez y Neymar de nuevo remataban a un Villarreal herido. Los de Marcelino García Toral fueron eliminados del torneo del K.O. y ponían todas sus expectativas en la competición regular y la Uefa Europa League.

No son casualidad todas las opciones que el club castellonense ha tenido de alcanzar la gloria, pese a sus pocos años en la élite del fútbol, se las han ganado a pulso a base de esfuerzo, sacrificio y una gestión excelente de la directiva. El resultado para afrontar el partido en el Sánchez Pizjuán no es favorable pero la suerte va y viene, y si llamas tantas veces a la puerta te acaban abriendo. La historia les debe una.

Esperanza amarilla en el Pizjuán | AS

Foto portada: vavel.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *