Reparto de puntos con distinto sabor

El partido más crítico de la jornada en la Liga BBVA acabó con un resultado gafas que deja sensaciones bien distintas a ambos equipos. El punto le supuso al Eibar acabar con la racha de ocho derrotas consecutivas, mientras que el Granada sigue sin levantar la cabeza en una temporada en la que no llega la curva ascendente del equipo.

El inicio del partido dibujaba un escenario claro, y que se iba a mantener los 90 minutos: el Eibar llegó a Los Cármenes con el objetivo de puntuar, con la intensidad y defensa como bandera, y tomándose el empate como objetivo más que válido. Ante este esquema, no es de extrañar el dominio, no tanto del control del partido como de la posesión, que tuvo el Granada durante todo el choque.

Los de Ipurúa tenían que hacer frente a la primera complicación antes de que el balón se pusiera en juego: Raúl Navas se lesionaba en el calentamiento y no podía ser de la partida. El árbitro pitaba el inicio, y empezaba una primera parte a la que el adjetivo plomiza se le queda corto, con Adrián Colunga como figura destacada con dos tiros que supusieron las únicas ocasiones de los primeros 45 minutos. Salvo estas dos jugadas, el Eibar supo mantener alejado el peligro de su portería a la perfección, unas sensaciones defensivas que iban en contraposición a la faceta ofensiva.

Parecía que la dinámica del partido cambiaba en la segunda parte con una jugada de Manu del Moral, pero nada más lejos de la realidad, la llegada no pasó de lo anecdótico y el patrón del partido seguía por el mismo cauce. Los locales seguían demostrando su inocente dominio del partido, y un uno contra uno errado de Córdoba supuso la mejor oportunidad para los granadinos de inaugurar el marcador. Pese a dos remates de cabeza del equipo eibarrés en el ecuador de la segunda parte, el dominio local se iba acrecentando a medida que iban pasando los minutos, con un Javi Márquez que se convertía en protagonista de esa fase del partido. Al final, empate a nada, que oxigena al Eibar, y ahoga, más si cabe, al Granada.

Ficha técnica:

0 – Granada: Oier; Nyom, Babin, Murillo, Insúa; Rubén Pérez, Fran Rico; Lass (Robert, m.52), Colunga (Rochina, m.74), Piti (Javi Márquez, m.66); y Jhon Córdoba.

0 – Eibar: Jaime; Bóveda, Añibarro, Navas (Javi Lara, m.29), Lillo; Dani García, Borja Fernández, Abraham (Didac Vila, m.74), Saúl Berjón; Arruabarrena (Piovaccari, m.64); y Del Moral.

Árbitro: Undiano Mallenco (Navarro). Mostró cartulina amarilla a los locales Rubén Pérez, Piti y Murillo, y al visitante Borja.

Foto: Granada CF

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *