O Fenómeno

Existen muchos tipos de delanteros, los técnicos, los guerreros, los generadores y los potentes. Todos ellos con un excelente olfato para el gol, pero cada uno explota una serie de virtudes, a priori secundarias, por ejemplo Karim Benzema es un excelente generador de juego en la delantera madridista. Pero hoy, vengo a hablarles del ídolo de muchos de los cracks ofensivos en la actualidad, como el propio Benzema o Zlatan Ibrahimovic, de O fenómeno, de Ronaldo Nazario.
Ronaldo ya destacó de pequeño por su gran potencia en las arrancadas y una excelente combinación de elementos técnicos dentro del área, que le valieron para que fuera reconocido en más de una ocasión uno de los mejores delanteros de la historia, y para otros uno de los mejores jugadores del mundo. Solo un rival fue capaz de lastrar una carrera futbolística destinada al estrellato, las lesiones, especialmente en su rodilla.
Tenía una proyección inmejorable ya que con 17 añitos debutaba en la primera categoría de la liga brasileira con el Cruzeiro. No consiguió el máximo título brasileño hasta que no llegó a Belo Horizonte, donde se alzó con el Campeonato de Brasil y la Copa de Brasil.

ronaldo
Llegó a Europa de la mano del PSV Eindhoven, y ya en su primera temporada maravilló al continente europeo, tuvo una temporada algo mala la siguiente, pero eso no le impidió fichar por uno de los grandes equipo españoles, el FC Barcelona. En la ciudad condal solo estuvo un temporada, pero… ¡vaya temporada!, 34 goles y 7 asistencias, y la máxima figura de su equipo. Al año siguiente fichó por el Inter de Milán equipo donde brilló también, pero lamentablemente en la temporada 99/00 tuvo una lesión en la rodilla gravísima, que le alejó de los terrenos de juego lo que le restaba de temporada y la siguiente entera.
Muchos fueron los que dudaron de que Ronaldo, no volviera a ser el mismo tras aquella severa lesión, pero el crack brasileiro calló bocas donde mejor se le daba, en el terreno de juego. Llegó para el Mundial de 2002, marcó 8 goles y mostró un estado de forma formidable, lo que le valió ser nombrado el mejor jugador del campeonato.
Y entonces llegó el Madrid de los galácticos de Florentino, se aunaba en un mismo proyecto merengue pero muy ambicioso. Se juntaba con figuras como Beckham, Figo, Zidane, y él mismo. Dos ligas y una Recopa que ganó con el club de la capital española.

galacticos
Poco a poco la estela de Ronaldo en el Madrid se fue apagando, y un histórico como el AC Milán. En su primera temporada aun brilló, pero en la segundo volvió a aparecer su más temido rival, una lesión en la rodilla que le apartó de los terrenos de juego otra temporada completa.
Tras su recuperación, el conjunto rossonero prefirió rescindir de sus servicios, y volvió al país que le vio nacer como un ídolo, Brasil. Recaló en el Corinthians, y parecida a la trayectoria que llevó en el Milán, hizo una primera temporada espectacular. Pero ya en su segundo año en la liga brasileira, aparecieron diversos motivos personales y sobre todo, el sobrepeso. Fue una decisión muy difícil para O Fenómeno, en la conferencia de prensa, se despidió entre lágrimas, lamentando mucho haberle faltado aquel deporte que tanto amó en su día, el fútbol.
Hizo una breve aparición en la MLS, con el Fort Lauderdale Strikers, este mismo año, aunque aún no ha disputado ningún partido.

Fuente: Fichajes

Fuente: Fichajes

No podemos olvidarnos de su magnífica etapa en la Canarinha. Junto con Ronaldinho formó una de las selecciones que más hacía disfrutar al espectador. Cosechó diversos títulos con ella, dos mundiales y Copas América, y una Copa Confederaciones. En parte, la Selección le servía como método de evasión ya que allí era capaz de desplegar su fútbol en su máxima plenitud, y donde más disfrutaba jugando.


Ronaldo fue una de las mayores figuras ofensivas, con el que servidor, disfrutó de este preciado deporte. Sus regates, sus goles, su potencia, hacían de O Fenómeno, justo valedor de ese apodo. Era una delicia y a la vez un espectáculo verlo en un terreno de juego. Las graves lesiones que tuvo lastraron una carrera que estaba destinada al estrellato, pero nadie puede poner en tela de juicio que el brasileño fue un fenómeno y a la vez referencia, de muchos de los cracks mundiales que juegan en las distintas ligas.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *