Riazor ya no brilla

Lejos queda ya ese “Súperdepor” que maravilló a Europa en los años 90 y principios de siglo XXI. Esos Maakey, Djalminha, Fran, Bebeto, Djukic […], que marcaron una época en Galicia no encuentran a sus herederos. El nivel en cuanto a jugadores deportivistas se ha visto relegado a un segundo plano, futbolistas que vienen y se van sin más y la afición ya no tiene esa sinergia que sí se daba antaño en las grandes citas europeas de Champions o en partidos grandes como contra el Real Madrid. En la actualidad, el Deportivo pelea por no descender a 2ª y sus opciones son limitadas.

Con la destitución de Víctor Fernández tras los malos resultados, le ha sustituido otro Víctor, de apellido Sánchez del Amo. La diferencia principal está en que del Amo jugó en el Eurodepor y el otro no. Fernández quizás tenga más experiencia como entrenador ya que desde que fue futbolista se quería dedicar plenamente a ello. Del amo ha venido para rescatar y proteger al Deportivo, que ahora mismo se halla en la 15º posición con los mismo puntos (28) que Almería, Elche y Levante (cuádruple empate). Quedan 8 finalísimas: 3 en Riazor (VS Atlético, Villarreal y Levante) y 5 fuera de casa (Real Sociedad, Málaga, Elche, Athletic y Barça), todo un reto que los blanquiazules quieren conseguir, sin prisas pero con calma. Se antoja realmente complicado, porque el Atlético, el Athletic y la batalla del Camp Nou teniendo en cuenta que los culés se podrían estar jugando la Liga, no querrán cometer errores del pasado como los 2 anteriores descensos sufridos en Riazor ante Valencia CF (0-2) y Real Sociedad (0-1). 

Equipo 98

SúperDepor de los años 90 | Canaldeportivo

Gran parte de que el equipo sea débil atrás y arriba no sea agresivo  es por la gestión en el mercado de fichajes, donde no se apostó por la calidad y el factible precio de muchos jugadores. Lucas Pérez, uno de los fichajes de esta temporada, es uno de los que más ha encajado en el perfil de este Depor: contraataques rápidos buscando la verticalidad por las bandas a base de un mediocampo rocoso y una defensa renqueante escasamente innovada. Del centenariazo al batacazo. Los blanquiazules están teniendo problemas en todas las líneas y si siguen así se podrían ver relegados a la 2ª división. Iniciaron la temporada con un nivel bajo, perdiendo en la 1ª jornada (VS Granada 2-1) y empatando ante el Rayo (2-2). En la 3ª jornada llegó la primera victoria que fue a domicilio en Ipurúa (0-1). Luego se daría el sonrojante 2-8 del Real Madrid en Riazor. La primera victoria local se produjo ante el Valencia CF (3-0) y a la postre ha sido el mejor partido del Deportivo en el transcurso liguero. Precisamente al siguiente rival que batió el conjunto gallego fue otro valenciano: el Elche y por consiguiente al Athletic de Bilbao, toda una hazaña. El mejor momento del Depor se dio con las 2 victorias consecutivas en Vallecas (1-2) y en Riazor ante el Éibar (2-0).

scale.jpg (958×541)

Deportivo-Athletic (1-0) | TercerEquipo.

Sin embargo, desde esa positiva racha los deportivistas acumulan 8 partidos consecutivos sin conocer la victoria, cosa que el equipo se está viendo fastidiado y está desconocido. Ahora con Víctor, ex jugador de aquel Eurodepor soberbio, toma la manija para comandar a un Depor en horas bajas, decaído, casi en declive. Una de las causas de que el cuadro gallego cuente la mayoría de sus partidos por derrotas (15 perdidos en 31 J.) es el estado físico de muchos de sus jugadores como Isaac Cuenca, señalado, porque con 23 años y una experiencia de fútbol base deliciosa (cantera del FC Barcelona, la Masía) no está aportando fluidez al  juego. Solo ha anotado 2 goles y eso que se trata de un futbolista con bagaje ofensivo. Otra de las causas es la pólvora mojada de los delanteros. Ni Postiga ni Toché ni Hélder Costa ni Oriol Riera han encajado en el perfil de delantero que un Depor requiere. Albert Luque se estará lamentado de la desfachatez que sufre la delantera herculina. Solo han anotado 8 goles entre los 4, una cifra que no invita al optimismo. El zarra de la Liga, Alberto Bueno, lleva 16 goles, es decir, más que toda la delantera gallega. Manuel Pablo, Lopo y Laure completan una plantilla vetusta y desequilibrada. En mi sano juicio, considero que estos futbolistas no ostentan nivel de primera división y hasta la fecha su trabajo es improductivo y de escaso talante. Salvaría a los centrocampistas Cavaleiro (3 goles), Bergantiños, Medunjanin (fichaje libre), Juan Domínguez (1 gol), pretendido por el Sevilla FC y a José Rodríguez, procedente de la cantera del Real Madrid. Están rindiendo y se nota.

Esto es lo que hay hasta la fecha. La directiva, más concretamente, el director deportivo debe hacérselo mirar. No invirtieron y tampoco hicieron caja en una nueva temporada que certificaba el regreso a la Liga BBVA. El Deportivo ya no es lo que era: un club con capacidad asombrosa de deslumbrar en Europa como aquella noche mágica en Riazor ante el AC Milan (la remontada de ensueño, 4-0), el centenariazo en el Bernabéu (1-2) o la Liga ganada en el año 2000. Si este Depor quiere volver a ser el “Balcón del Atlántico” y entronizarse como equipo número uno en la provincia por delante del Celta de Vigo, se tendrá que apostar por la cantera, hacer caja y traspasar a promesas para fichar a talentos brasileños, como así se produjera, en los años 90. Manos a la obra y a reestructurar el Deportivo.

VS AC MILAN

Valerón | EFE.

-Euforia por el Periodismo. Información al detalle.
-Opinión.
-Reportajes | Entrevistas | Análisis
-Desde agosto del 95 viviendo el fútbol como si fuera lo último que existiese.
-Valencia CF |@PlusValencia | @PlusFutbol
-“Demosiografía futbolística”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *