¡El colmo de la mala suerte!

Se ha hablado mucho de mala suerte o “falta de acierto” en el Villarreal esta temporada. Es indudable que la suerte le ha dado la espalda en algunos momentos clave de la temporada. Hay quien no cree en el mito de la fortuna, pero llámese suerte o desacierto, al submarino le ha fallado en muchos momentos importantes este curso. ¿Qué habría sido de la temporada del Villarreal si la suerte le hubiera acompañado un poco más?

Musacchio, lesionado (vía 20minutos.es)

Musacchio, lesionado (vía 20minutos.es)

Que este artículo esté publicado un día después de la grave lesión de Musacchio no es casualidad. Con la lesión del central argentino, el Villarreal pierde al segundo capitán de la plantilla; y recordemos que el primero (Bruno Soriano) ya lo está desde hace semanas. Esto es algo que afectaría a cualquier equipo que lucha por unos objetivos más o menos ambiciosos. ¿Competiría de la misma forma el Real Madrid sin Casillas y Sergio Ramos? ¿Cómo lo haría el Barcelona sin Xavi e Iniesta? Es imposible competir de la misma manera (o una similar) cuando faltan los capitanes, los líderes del grupo, los que tiran del carro. Si a ello le sumas que, futbolísticamente, están entre los tres o cuatro mejores jugadores de la plantilla, la situación se agrava.

No hay más que comparar los resultados del Villarreal antes y después de la lesión de Bruno. Antes de la baja del de Artana, récord de victorias; después de su lesión, 10 partidos: 2V, 4E, 4D. No hay color.

La lesión de Bruno Soriano (vía estadiodeportivo.com)

La lesión de Bruno Soriano (vía estadiodeportivo.com)

Aparte de la “mala fortuna” con las lesiones, también hay que centrarse en lo que ha pasado en el campo. En este sentido, la buena o mala suerte es más difícil de medir, pero es innegable que en algunos puntos clave de la temporada el Villarreal no ha gozado del factor suerte tan necesario para conseguir grandes logros. Las eliminatorias ante Barça y Sevilla en Copa del Rey y Europa League respectivamente son muestras muy representativas de lo que ha sido la temporada del submarino.

Al final, hay que darse cuenta de que en el fútbol no todo está en el buen trabajo. Marcelino y los suyos están realizando una gran campaña pero, al igual que Felipe II, Marcelino y su armada no pueden luchar contra los elementos.

Rubén Pinedo Rodríguez

@PinedoRodríguez

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *