La visión de Unai cambia el rumbo del partido

Gran victoria del Sevilla en la noche europea de la ida de cuartos de final, con una remontada trabajada desde el banquillo, donde Unai Emery ha sabido leer el encuentro y reaccionar a tiempo para lograr el objetivo. Los locales comenzaron buscando dominar el juego desde el pitido inicial, con presión constante. El Zenit, muy bien posicionado en el campo, ordenado y muy vigilante a la velocidad de los contragolpes del Sevilla.

Varias ocasiones, en las botas de Gameiro y Reyes, confirmaban el buen comienzo del equipo rojiblanco, que poco a poco se diluiría ante la buena defensa de los de Villas-Boas. El equipo sevillista llevaba la iniciativa y las ganas de ir a por el partido, mientras que los rusos esperaban en su campo y salían al contragolpe. Sin acierto en el constante ataque sevillista, con insuficiente protagonismo de Reyes y la desaparición en el juego de Banega e Iborra, llegó el primer aviso ruso. Rodic la pone desde la banda y remata Ryazantsev, pero se marcha rozando el poste y poniendo el “uy” en la grada. Tras varios minutos de “quiero y no puedo” rojiblanco, llegó el gol visitante. Ryazantsev conduce por la banda izquierda y al adentrarse en el área de Rico, dispara con potencia. El guardameta rechaza, pero lo recoge de nuevo el jugador del Zenit que logra, ahora sí, poner el 0-1 en el marcador en el minuto 29. Tras el tanto ruso, el Sevilla siguió atacando y llevando la iniciativa, pero sin poder concretar ante un Zenit bien situado sobre el césped.

Con el inicio de la segunda parte, Unai dio entrada a Mbia y Denis Suárez buscando más profundidad y recuperar las opciones en la eliminatoria. De hecho, el Sevilla comenzó volcado en ataque, imprimiendo un ritmo frenético al partido y con un Zenit que pudo eludir el gol a duras penas. Apretaban los jugadores y apretaba el público, creando el ambiente clásico de Nervión e intentando llevar en volandas a sus jugadores hasta el gol. Los sevillistas llegaban con facilidad y peligro al área rival, pero de una manera u otra la defensa rusa sacaba la papeleta y mantenían su ventaja. En el 66, una gran jugada individual de Denis Suarez hace que se plante solo ante el portero y al pasar el balón para el toque de gracia, se encuentra con la pierna de un defensor que corta la acción. Tres minutos después, otra jugada por banda acaba con un remate cruzado de Kolo que no entra de milagro en la portería rusa. Grandes momentos para el juego del Sevilla, que no merece ir por detrás en el marcador. Y llegó. En el minuto 72 de partido, en la enésima llegada del Sevilla, centra Aleix desde la banda y Bacca remata a bocajarro. Empata el Sevilla para delirio de la grada. Pero no tienen suficiente con eso los de Nervión, que siguen atacando y buscando el gol. Ocasiones claras de Denis, Bacca… una mano clara del Zenit dentro del área que no pita el árbitro y el equipo ruso encerrado atrás, tratando de parar el partido con faltas y pérdidas de tiempo. Los últimos diez minutos de partido se viven en área rusa. Cada córner es peligro y cada minuto que pasa, más aprietan los hispalenses, que han mejorado mucho en la segunda parte a raíz de los cambios introducidos por el técnico de Hondarribia. En el saque de esquina número veintiuno llegó el segundo del Sevilla; llegó el golazo de la noche. Denis Suárez, en un rechace de saque de esquina, remata con un voleón que entra por el palo largo para lograr la victoria y culminar la remontada. Incluso hubo lugar para el tercero, cuando a pase de Mbia, Bacca se queda solo ante el portero pero no consigue definir.

Suma por tanto el Sevilla otro partido más sin perder en su feudo y van treinta y tres. Cuatrocientos días sin perder como local y, en Europa League, ocho victorias consecutivas en Nervión. La semana que viene, toca confirmar su superioridad con respecto al equipo ruso y asegurar el pase a la siguiente ronda.

FICHA TÉCNICA:

SEVILLA FC: Sergio Rico; Coke (Mbia, 46’), Pareja, Kolo, Tremoulinas; Krychowiak, Banega; Aleix Vidal, Iborra (Denis, 46’), Reyes; Gameiro (Bacca, 63’).

ZENIT: Lodygin; Neto, Garay, Lombaerts, Anyukov; Javi García, Witsel; Shatov (Khodzhaniyazov, 74’), Ryazantsev (Tymoshchuk, 81’), Rodić (Mogilevets, 63’); Rondón.

Árbitro: Bas Nijhuis, Holanda. Amonestó por los locales a Denis (75’). Por los visitantes, vieron amarilla Javi García (67’), Garay y Ryazantsev (81’).

Goles: 0-1, Ryazantsev (29’). 1-1, Bacca (72’). 2-1, Denis (87’).

Incidencias: Ramón Sánchez-Pizjuán. 34.000 espectadores, 200 de ellos, aficionados visitantes.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *