Seis finales y un objetivo

Se acerca la hora, y es que a falta de pocas jornadas para el final de la competición liguera, el Valencia quiere conseguir la tan ansiada clasificación para la Champions League. Fue el objetivo prioritario desde principio de temporada y ahora, después de 32 partidos, quedan 6 finales para mínimo, ser cuartos. No será tarea fácil para el conjunto de Nuno, pero se antoja necesaria para que el proyecto de Peter Lim siga dando pasos en la dirección correcta.

Una plantilla joven pero con hambre

Cuando empezó la temporada, si bien es cierto que la plantilla se reforzó con jugadores de calidad como Negredo, Otamendi o Mustafi, nadie esperaba que el Valencia se mostrara tan solvente. Desde el principio hubo dudas sobre si un entrenador joven y desconocido como Nuno podría capitanear un grupo que necesitaba clasificarse, por presupuesto y esfuerzo económicos, para la Liga de Campeones. Es necesario recalcar que el Valencia también ha cambiado muchos jugadores respecto a la temporada anterior; y eso, en cualquier equipo, siempre requiere tiempo para que los futbolistas se entiendan mejor entre ellos y capten mejor la idea del técnico.

Con el paso del tiempo y de los meses, el equipo más joven en edad media de la liga –no llega ni a los 25 años- ha demostrado una madurez que a principio de temporada la mayoría de los aficionados dudaban, y esta es una de las razones por la cual el equipo tiene al alcance de la mano poder competir en la máxima competición continental el próximo año. Y este es otro de los méritos de Nuno.

Un Valencia superior en las dos áreas

Si algo ha mejorado el conjunto valencianista esta campaña respecto a las anteriores, es la dificultad para que le metan goles, la dupla Mustafi-Otamendi ha sido esencial para que el equipo, ahora mismo, sea el segundo que menos goles en contra recibe: 25, solo por detrás del FC Barcelona. Gracias a ello, el Valencia rentabiliza muy bien las ocasiones que tiene para sumar puntos; y aunque Alcácer, Negredo y Rodrigo solo sumen 15 goles entre los tres, la segunda línea –Piatti, Feghouli, Parejo o Gomes- también está aportando su grano de arena en la faceta goleadora. En total, 56 goles a favor.

Con estos números, el Valencia demuestra que es un equipo tremendamente efectivo y fiable, y por lo tanto su clasificación actual en liga no es casual.

Los próximos rivales

Pese a todo, aun no es matemática su presencia en la Champions, puesto que el Sevilla se ha convertido en un convidado de piedra y está a tan solo dos puntos de los ches a estas alturas de la temporada. Otros años, con la cantidad de puntos que tiene el equipo de Nuno, bastaría para no pasar apuros en clasificarse.

Es por ello, que al conjunto de la capital del Turia le quedan 6 rivales para conseguir su objetivo. Como local: Granada, Eibar y Celta, y como visitante: Rayo Vallecano, Real Madrid y Almería. A priori parecen todos asequibles excepto el envite contra el conjunto madridista.

Nadie dijo que sería fácil, y va a ser una batalla encarnizada por conseguir el objetivo de la Liga de Campeones.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *