Una racha de miedo

Echamos la vista atrás, al inicio liguero, y nos encontramos con un sólido equipo que renace de sus cenizas y se perfila como uno de los mejores conjuntos de la competición. El Villarreal CF se adentraba en una de las temporadas históricas de toda su vida, y es que a falta de 5 jornadas la entidad grogueta está a punto de cerrar su tercera mejor temporada de la historia. Jugadores como Musacchio, Bruno, Cheryshev o Asenjo han incitado a objetivos elevados en todo momento.

En esta campaña, el Villarreal cayó en los octavos de la Europa League frente al vigente campeón, llegó a semifinales donde fue eliminado por el FC Barcelona y actualmente se encuentra en puestos europeos con un cómodo colchón respecto a su principal perseguidor, el Málaga. Hasta hace, exactamente, ocho jornadas las aspiraciones del equipo eran altas, se soñaba con luchar con Valencia y Sevilla por un puesto en la Champions League pero la plantilla del Villarreal dio un giro de 360 grados al asumir las lesiones de sus principales referentes. Desde la lesión en el Camp Nou del capitán del submarino, Bruno Soriano, la lista se ha ampliado hasta unos insospechosos límites que han hecho saltar las alarmas en la ciudad de la Plana Baixa.

El equipo de Marcelino no ha podido asumir la larga lista de lesiones a causa de su corto plantel. A ello, cabe sumarle las salidas de Gabriel y Cani. Lo peor de todo son los nefastos datos que nos dejan estas últimas siete jornadas de liga en los cuales no han conseguido en ninguno sacar los tres puntos. Si nos basamos en las estadísticas de cara al gol sorprende cuando apreciamos que el equipo es el tercer conjunto que más veces lanza a puerta, exactamente 331. Sorprende más aun, cuando de esos 331 tiros, 109 han sido en los últimos siete partidos, en esos en los cuales el Villarreal ha pasado por su peor racha y ha anotado un solo gol. Y de penalti.

La falta de gol es una de las asignaturas pendientes de este equipo en la recta final de campaña y puede que sea por diversos factores: Gio desaparecido, Uche ha bajado considerablemente el nivel, Gerard ya no tiene suerte de cara al gol y Vietto ha perdido con el paso de los partidos su olfato de gol que llamó la atención de los grandes de Europa. De cara a final de temporada, el Villarreal necesita los puntos en un momento en el que los lesionados no tardarán en llegar y los goles parece que tampoco. Cada vez es más necesario sacar los puntos porque los equipos que vienen por detrás llegan pisando fuerte y puede peligrar la competición europea del año venidero.

Foto portada: telemundo33.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *