Eskerrik Asko, Andoni

A un mes de la final de la Copa del Rey, Andoni Iraola ha anunciado que tras la final dejará la disciplina rojiblanca. 16 años bajo el amparo del club de el Botxo, 12 temporadas en el primer equipo, 507 partidos oficiales, 37 goles y un sinfín de regates y asistencias que daban muestra de su calidad. Como Le Tissier, premiado el martes es San Mames, Andoni es un One-Club men, el penúltimo romántico, una muestra de elegancia, profesionalidad y humildad tanto fuera como dentro del campo. Iraola llegó en el verano de 1999 a Lezama, y el 30 de agosto de 2003 debutó a los 21 años, ante el Barcelona y a las órdenes de Ernesto Valverde. El de Usurbil es un jugador de tremenda calidad, y comenzó jugando arriba. Sin embargo, Valverde, le colocó en banda derecha, alternando el puesto de lateral e interior, y terminó apropiándose del carril diestro de San Mamés. Se coloca en la lista de jugadores históricos, ya que sólo tres leyendas rojiblancas han acumulado más participaciones que el de Usurbil: Iribar (614) Txetxu Rojo (541) y Etxeberria (514) Sorprende que tan solo haya sido siete veces internacional, siendo, para muchos el mejor lateral diestro de España, sin embargo, no siempre el buen trabajo tiene recompensa.

Hubo unos años que formó, junto con Susaeta, una de las mejores bandas derechas española, y sin lugar a dudas, la que tenía más calidad. Dice que recordará la eliminatoria ante el United, ningún rojiblanco la olvidará. Para el recuerdo queda aquella jugada en la que regateó, uno detrás de otro hasta a cuatro diablos rojos. Le ha marcado goles al Barça y Madrid, y en su carrera, en la que ha ejercido el mayor número de ocasiones como defensa, solo acumula una injusta expulsión por doble amarilla ante el Valencia en San Mames (0-3) Iraola, no sólo es lealtad, es amor a unos colores, como en aquella ocasión en que lloró en Anoeta por un dolorosa derrota ante la Real. Ronaldinho, jugador que ha sido marcado por los mejores defensas del momento, definía a Iraola como su mejor secante, porque además de quitarle el balón, salía con criterio con él pegado al pie. Andoni Iraola, santo y seña de este club, San Mames, te despedirá como te mereces, y como broche final a tu carrera en rojiblanco, solo falta que levantes la Copa en el Camp Nou.

Aquí os dejo su jugada ante el United, que muestra su gran calidad

26-08-1999, Bilbao. Athletic Club y Unionistas de Salamanca. Aprendiendo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *