¡Newell’s Carajo!

Marcelo Bielsa, técnico querido por muchos y odiado por otros, pero con una personalidad y carácter propias de un genio. El técnico rosarino, es como su propio apodo indica, un loco, un hombre que se desvive por y para la disciplina balompédica, y lo llega a vivir tan intensamente que no pocos piensan que a veces no está en sus cabales.

No todo ha sido fácil en la carrera de Bielsa para llegar ser considerado un talento nato en el arte de entrenar. Problemas familiares, deportivos y personales fueron obstáculos en su carrera que a base de empeño los supero. Aquí un pequeño homenaje al sabio rosarino.

bielsa joven

Marcelo se crio en una vivienda señorial del centro de Rosario, el mediano de dos hermanos que hacía pellas para ir a jugar a fútbol a una cancha cerca de su casa. Ya de pequeño mostraba su pasión por el deporte rey, hasta el punto de pasar una noche entera en el comisaría de la policía para recuperar su tan ansiado tesoro, su balón. Con trazas de defensa férreo, entró en la cantera de Newell’s Old Boys, su equipo. A los 16 años abandonó su casa para residir en la residencia del equipo, en los inicios en su nuevo hogar se sentía solo, así que tuvo de compañera a Nelly Díaz, gerente del bar de la cancha de Newell’s. Si bien su técnica era limitada, pero lo que destacaba en aquel central con el 2 a la espalda era su temperamento. Pero ya a esa a edad tan temprana, analizaba de forma exhaustiva a los rivales y sabía las debilidades de cada una, ya llevaba el alma de técnico por dentro. Debutó de la mano de Juan Carlos Montes en el primer equipo, pero su carrera fue muy corta, tan solo tres partidos, el arte de entrenar le llamaba más. Posteriormente se licencio en Educación Física, siempre intentaba relacionarse con el deporte, hasta que de la mano de Jorge Griffa consiguió los que tanto ansió, ser técnico.

n_newell_s_old_boys_marcelo_bielsa-7472018

Su primer encargo, un equipo de chavales de entre 14 y 15 años, Bielsa quería lo mejor para ese conjunto, hasta el punto de irse a una provincia bastante alejada de Rosario a buscar a un chaval llamado, Mauricio Pochettino. No solo él, otros de la talla de Batistuta, Lunari o Berizzo, estaban en ese equipo de jóvenes promesas del fútbol argentino. Ya con chavales de esa edad, “El Loco” les recriminaba cada error mínimo, hasta que lo interiorizaran y lo corrigieran, lo que no se daban cuenta ellos, es que Bielsa estaba formando con ese conjunto jugadores para primera división.

Y como era de esperar su carrera en Newell’s comenzaba a despegar, por todas las categorías que pasaba “El Loco” acababan cuajando una magnífica temporada. Hasta que le tocó el turno de dirigir el conjunto de primera división.

bielsa entrenador

En Rosario si pronuncias el nombre de Bielsa automáticamente piensas en fútbol, y eso lleva a Newell’s. Tanto es así que el nombre del estadio del conjunto rosarino es, Estadio Marcelo Bielsa. Ya en su primer año en el primer equipo, 1990, obtuvo el Torneo de Apertura. Y fue en la celebración de ese título la acción más famosa en la historia de Newell’s Old Boys, un grito al viento que resonó por todo Rosario: “¡Newell’s Carajo!”.

Al año siguiente y tras un cabezazo del actual entrenador del Celta de Vigo, Eduardo Berizzo, el conjunto rosarino volvió a proclamarse campeón del Apertura. La era Bielsa en Newell’s no consiguió la Copa Libertadores, pero si el Torneo de Clausura, estampando en el escudo rosarino la 5ª estrella.

Aquel conjunto consiguió una simbiosis perfecta donde los 11 jugadores atacaban y defendían por igual, además de combinar una plantilla joven con jugadores como, Berizzo, Lunari o Pochettino, y experiencia que la aportaban, el actual seleccionador albiceleste, Tata Martino o el portero Scoponi.

newells

Bielsa era un innovador y tras conseguir el Clausura se marchó a México, concretamente al  Atlas donde provó otra vez a una infinidad de jóvenes, entre ellos por ejemplo un joven central mejicano, Rafa Márquez. Lo que consiguió “El Loco” fue conformar en aquel Atlas, el futuro de la selección Mejicana.

Tras dos años donde uno los pasó en Vélez Sarfield, y un breve periodo de tiempo en el Español, consiguió su gran oportunidad, dirigir el combinado nacional argentino.

En la selección Albiceleste tuvo los mejores registros de la historia de la selección, que de hecho aún perduran. Labró una gran selección con jugadores como Verón, Ayala o Crespo. Pero el primer título con la selección tuvo que esperar hasta los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004, obtuvieron el oro. Poco premio para todo lo que trabajó Bielsa, ya que fueron eliminados en la final del torneo en los penaltis por Brasil en el Torneo de las Américas. Pero su impronta aún es recordada por los seleccionadores, y sobre todo por los jugadores.

Argentina_futbol_equipo

A continuación ostento el cargo de seleccionador de Chile. Un equipo que nada tenía que ver con Argentina, para comenzar las instalaciones no era las óptimas, y por otra los jugadores no tenían el mismo nivel. Pero si hay algo que le gustaba a “El Loco” son los retos. Tras pasar las rondas clasificatorias, Chile volvió en su historia al Mundial. Llegaron hasta octavos, y fue la mejor actuación de Chile en un Mundial hasta el momento. Pero lo mejor de Bielsa en su paso por Chile no fueron los éxitos futbolísticos, él fue más allá y aportó lo que pudo para la mejora del país, a cualquier chileno residente en su país recuerdan a “El Loco” como un héroe.

Bielsa-Jugadores-Chile-EFE-21

El resto de la historia ya la saben, tras dejar la selección chilena, Bielsa firmó con el Athletic de Bilbao en 2011, y volvió a hacer de los leones un conjunto competitivo llevándoles a finales como las de la Copa del Rey o la Europa League. Su huella aun es recordada en Bilbao, pero por desavenencias directivas, en 2013 Bielsa dejó la entidad vasca. Actualmente dirige el Olympique de Marsella, y ha vuelto al estilo Bielsa, a ese 3-3-3-1.

1 Comentario

  1. Cristian Calabria Muñoz

    06/05/2015 a las 11:22

    La verdad es que es un caso bien curioso. Nunca acabas de entenderle pero casi siempre te sorprende.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *