Rodrigo, decepción y esperanza

Se acabó la temporada para Rodrigo. El hispano brasileño ha sido sancionado con 3 partidos por el comité tras ser expulsado por una inoportuna patada sobre Toño, que fue más listo que él en esa acción. Esta decisión le deja sin más partidos que disputar y da fin a su primera temporada como valencianista, que ha sido, para qué engañarnos, decepcionante.

Rodrigo llegó al Valencia el pasado verano del Benfica por 30 millones de euros, el más caro de la historia del Valencia, más unos 10 por objetivos que no llego a saber. Bien sea Lim y su empresa el que los pague a través del club, ese peso recae sobre su espalda. Y es que la temporada del joven delantero ha estado llena de irregularidad y amagos de explosión como jugador que marca la diferencia. Rodrigo ha sido víctima del sistema de Nuno. Acostumbrado a jugar en punta o tras el delantero, el jugador se ha visto obligado a mutar en jugador de banda, con un comienzo de temporada en la que Barragán se acordaba mucho de su socio en las tareas defensivas. Poco a poco, se fue cogiendo al sitio y ayudó más atrás, pero seguía sin ser ese jugador determinante. Fogonazos de calidad, de diagonales y regates, de controles excelsos como en Getafe se han visto empañados por tres rojas por tonterías. En Getafe, con 0-3, se calentó y llegó tarde a un balón. En Copa, le pegó una patada a Morcillo sin balón y dejó al equipo con uno menos en un partido trascendental y hace poco, con superioridad numérica en el campo, volvió a dejar al equipo con uno menos tras caer en la trampa de Toño, más experimentado y consciente de las calenturas del punta.

Los atisbos de jugador que puede levantar un estadio entero se han visto a cuentagotas esta temporada. Rodrigo es, junto con André Gomes, el jugador con más talento y calidad de la plantilla. Acoplarse a la banda será su obligación y cuando esté en forma y afine su puntería, no dudo que el ex del Benfica, la romperá. Rodrigo, decepción y esperanza para la afición valencianista.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *