Iborra mantiene viva la esperanza

En la jornada del caos, de la tensión, del nerviosismo, de la incertidumbre, el Sevilla demostró que no quiere esperar a la final de Varsovia para asegurarse un puesto en la próxima edición de la Champions, consiguiendo una victoria que, sumada al empate del Valencia, mantiene con opciones a los de Emery para luchar por la cuarta plaza en la última jornada.

El partido comenzó con no demasiado movimiento por la parte local, y con un Almería muy bien plantado sobre el terreno de juego, dominador y consciente de que buena parte de sus opciones de mantenerse en Primera División pasaban por puntuar en un escenario tan difícil como es el Sánchez Pizjuán. Una hazaña realmente complicada para los almerienses, pero que se iba haciendo más factible con las sucesivas llegadas de los visitantes, algunas de ellas con verdadero peligro sobre la portería defendida por Sergio Rico. El Sevilla, por su parte, no pareció entrar en juego hasta pasados los primeros veinte minutos, más concretamente hasta el minuto 26, cuando un fuerte disparo de Gameiro bien pudo haber servido para colocar a los de Nervión por delante, de no haber sido por la buena intervención de Rubén. No obstante, la réplica del Almería tardaría tan sólo 4 minutos en llegar, cuando, tras una buena internada en el área, Zongo buscó a Thievy que, llegando desde atrás, remató al fondo de la red. Era el 1 a 0, y se hacía justicia así al buen inicio del conjunto dirigido por Sergi Barjuan, que con este resultado, y teniendo en cuenta los marcadores del resto de encuentros, se encontraba matemáticamente salvado.

Tras el tanto visitante, los de Emery seguían sin despertar de su letargo, aparentemente con la mente más centrada en el próximo 27 de mayo que en lo que se estaba jugando en esos momentos sobre el césped. Mientras, los futbolistas del Almería continuaban protagonizando llegadas peligrosas al arco local, con las que pudieron ampliar su ventaja en el electrónico, y de las que seguro se acordaron más de una vez al terminar el encuentro.

La segunda mitad arrancó con una tónica muy distinta, y el Sevilla comenzó, por fin, a meterse en el partido. Sin embargo, los visitantes no se lo pondrían nada fácil. Tanto es así que, cuando apenas pasaban 10 minutos tras la reanudación, Zongo envió al palo un fantástico remate a la media vuelta que, de haber entrado, seguro habría cambiado el porvenir del partido. No obstante, el balón no quiso entrar y fue entonces cuando el Sevilla comenzó a imponer su juego sobre el verde. Un derechazo de M’Bia que se marchó fuera sería la antesala de la debacle almeriense. Y es que, en tan solo 6 minutos, Vicente Iborra le dio la vuelta al marcador con dos goles de ‘9’ total. El primero, rematando a la red un pase atrás de Diogo que Dos Santos no acierta a despejar; y el segundo, en una jugada similar, esta vez con Iago Aspas como asistente, tras una buena internada en el área y un gran balón atrás que, también tras el rechace de un defensor, fue enviado al fondo de las mallas por Iborra.

La remontada local fue un enorme jarro de agua fría para el Almería, que vio cómo las malas noticias se iban sucediendo, primero con la expulsión de Trujillo en el minuto 75, y después con los cambios en el resto de marcadores, que le hacían caer a la penúltima posición. Los de Sergi Barjuan fueron incapaces de levantar cabeza durante los últimos minutos del partido, en los que el Sevilla dispuso de un par de ocasiones para poner el 3 a 1, en primer lugar tras un disparo de Gameiro que se marchó rozando el palo, y ya en el descuento, de nuevo Gameiro lo intentaría de tacón, pero Rubén estuvo atento para tapar el disparo.

Se llegó así al final de un encuentro que deja al Sevilla a tan sólo un punto de Champions, a falta de la última jornada, en la que se enfrentará en La Rosaleda ante un Málaga que busca la séptima plaza, que le otorgaría un lugar en Europa si el Sevilla se alza victorioso el 27 de mayo en Varsovia. Por su parte, el Almería, hundido en la penúltima plaza, con 32 puntos, ha dejado de depender de sí mismo para continuar en Primera División la próxima campaña y recibirá, el próximo sábado, al Valencia, que buscará 3 puntos que le permitirían acceder directamente a Champions si el Atlético de Madrid cae derrotado ante el Granada.

Ficha técnica:
Sevilla FC: Sergio Rico; Diogo Figueiras, Arribas (Iago Aspas, 57′), Kolo, Fernando Navarro (Tremoulinas, 57′); Iborra, Mbia; Reyes (Vitolo, 76′), Éver Banega, Denis Suárez; y Gameiro.
UD Almería: Rubén; Míchel Macedo, Ximo Navarro (Trujillo, 17′), Dos Santos, Dubarbier; Espinosa, Corona (Azeez, 64′), Thomas; Jonathan Zongo, Wellington (Hemed, 74′); y Thievy.
Goles: 0-1, 30′: Thievy. 1-1, 65′: Iborra. 2-1, 71′: Iborra.
Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Corona (60′), Rubén (67′), Thomas (m.73) y Dubarbier (83′) y expulsó a Trujillo (75′).
Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.
Partido perteneciente a la trigésimo séptima jornada de la Liga BBVA

Imagen: Sevilla FC

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *