Adiós al mito, nace la leyenda

Xavi Hernández se va. Deja el fútbol de élite y se marcha a Qatar, que para qué engañarnos, se va a un proyecto beneficioso económicamente. Es un día triste para los que aprendemos viendo a Xavi cada vez que toca (y no toca) un balón. Tras 17 temporadas en el primer equipo del FC Barcelona, y algunas menos en la cantera, el centrocampista español deja un legado futbolístico más alto que el número de títulos que ha ganado, que no son precisamente pocos.

Xavi de pequeño

Debutaba hace 17 años, de la mano de Van Gaal, y lejos queda aquel chico de la cantera que tenía la papeleta de suplir a Guardiola como hombre tipo para sacar la pelota. Hoy ya es un hombre, el mejor jugador español de la historia, el eje futbolístico del mejor equipo de la historia (Barça 2009-2011) y de la mejor selección española de todos los tiempos (2008-2012). El cerebro. Y es que Xavi es un jugador  diferente, con el fútbol metido en la cabeza, un visionario, unos ojos  envidiables, un pase entre líneas prodigioso. Ha pasado por diversas  etapas en esto del fútbol. Y algunas, no muy sencillas. Varias veces pensó  en irse, hubo ofertas pero finalmente no se marchó. Su madre le negó  marcharse al Milán con 19 años cuando le daba todo aquello que aún no  tenía en el Barça cuando toda la familia ya estaba haciendo las maletas. Menos mal que hiciste caso a tu madre, Xavi. Qué hubiera sido de ti en tierras italianas…

También se lo pensó allá por 2007, donde tras una lesión de ligamentos en su rodilla derecha, recibió críticas por no ser importante ni incisivo en el juego de su equipo. Algunos le tildaron como ‘el cáncer del Barça, ¿en qué cueva están esos ahora? Su etapa en el equipo de sus amores termina con 8 Ligas, 3 Champions (puede que cuatro), 2 Copas del Rey (o tres…), 6 Supercopas de España, 2 Supercopas europeas y 2 Mundialitos, además de doble campeón de Eurocopas (2008 y 2012) y campeón del Mundial (2010) y títulos personales como jugador con más partidos en la historia del Barça (sobrepasó los 750 partidos oficiales en marzo), tres terceros puestos en el Balón de Oro, jugador con más partidos en Europa, mejor constructor de juego durante años, entre muchas otras distinciones.

Pero todo cambió en 2008. Y su cambio tiene nombre y apellidos: Luis Aragonés. La Eurocopa de 2008 y su etapa con el mítico y carismático entrenador le cambió. Pasaban horas y horas hablando de fútbol en las concentraciones mientras los otros compañeros se entretenían alejándose del día a día alrededor del esférico. Su referente absoluto era él. Recomiendo leer la carta de Xavi a Luis Aragonés tras su fallecimiento. Pelos como escarpias.

“Luis Aragonés ha sido un pionero en este campo, un apóstol de este bonito deporte que ha demostrado que el fútbol puede tener éxito a través de la técnica y de la belleza en el juego”

Y es que Xavi también es un ejemplo como deportista y persona. Siempre elegante sobre el terreno de juego,Mirada de Xavi nunca un mal gesto. Defensor del buen fútbol de toque y calidad, de ese que marcó una época o mejor dicho, revolucionó el fútbol a nivel mundial. ¿Seré un loco al decir que sólo Messi ve el fútbol tan bien como Xavi? Hay que fijarse más en Xavi, en cómo gira la cabeza varias veces antes de recibir para saber dónde tiene que dar después el pase. Control, toque, pase. A él ya le sobra uno, puede que dos. Nunca tuvo un físico superior, altura, velocidad… Pero tiene el fútbol en la cabeza, vital para tenerlo en los pies. 

Y encima al tío le daba por aparecer en las grandes citas. El pase de la foto de debajo lo demuestra, cambiando la historia de España de un plumazo. En la final de 2009 en Roma, pase magistral a Messi para sentenciar. También se lo dio a Pedro en la Champions de 2011 para abrir el marcador. En el Mundial a Villa de tacón, contra Portugal. O en la final de la Euro 2012 a Jordi Alba. Y más que no recuerdo. Pero es que no sólo asistía. Sus másteres sobre un campo de fútbol se cuentan a decenas. Yo a los niños les pondría vídeos de Xavi para que aprendieran a jugar a este deporte. ¿Ha habido creador como él en la historia del fútbol? No he visto muchos años, pero cuántas dudas tengo de ello.

Xavi, asistiendo a Torres en el gol de la final de la Euro 2008

Xavi, asistiendo a Torres en el gol de la final de la Euro 2008

Y ahora se va, con 35 años, tras años en el tira y afloja. Aún estando en un segundo plano de minutos, pieza fundamental para los entrenadores. Una decisión difícil que habrá costado aceptar. Me gustaría que Xavi fuera homenajeado como Gerrard en Anfield hace pocos días. Lo merece, porque se dice adiós al mito, y ahora nace la leyenda.

#GraciasXavi

2 Comments

  1. Fidel López

    21/05/2015 a las 16:42

    Un grande de nuestro fútbol. Nadie ha hecho tanto por él. El control, tempo y talento personificados es lo que dejaremos de ver en los campos de fútbol de primera división a partir de ahora.
    Aunque un solo “pero”: su actitud ante los micrófonos cuando su equipo empataba o perdía; siempre se amparaba en que el resultado era engañoso puesto que habían dominado la posesión del balón. Esa falta de autocrítica por su parte nunca me ha convencido, los demás equipos también jugaban a fútbol, no solo el suyo.

  2. Andrés

    22/05/2015 a las 0:44

    El engranaje perfecto en el centro del campo del Barsa y de la Selección Española. Una gozada haber podido disfrutar de su fútbol.

    #GraciasXavi y suerte!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *