Rey de reyes

Segundo título de la era Luis Enrique, cuarta final entre ambos equipos desde 2009 a favor del Barça. Messi abrió la lata con una espectacular obra de arte y cerró el partido aprovechando un despiste de la zaga rojiblanca.

Se enfrentaban los reyes de copas, dos históricos, dos aficiones hermanadas, en un Camp Nou con más rojiblancos que culés, dos equipos con un juego ofensivo bastante atrayente para el aficionado. El Athletic salió con las cosas muy claras, y el partido se mantuvo igualado, sin embargo, mientras transcurrían los minutos, el Barça se fué haciendo con el control del partido, y tras un gol anulado a Neymar, Messi hizo de las suyas y nadie le pudo parar. Una jugada que sólo esta a la altura de él, no sirvió de nada la cobertura de Balenziaga y Beñat, ni la aparición de Mikel Rico, fué un fogonazo de luz en la final.

A partir de ahí, el Athletic quedó tocado, y la primera parte fué culé. Así llegó el segundo gol, tras un recital de paradas de Herrerín. Antes del descanso, Williams, el más activo durante el partido, en un mano a mano con Ter Stegen, se topó con el larguero.

En la segunda parte el Barça se relajó y el Athletic igualó las fuerzas, pero el gol rojiblanco no llegaba, y otra vez Messi dictó sentencia tras un error de la zaga bilbaína. Aún así, Williams, indomable león, no se rindió, y recortó distancias con un gran cabezazo. Tras este gol, el Athletic se vino arriba, y murió con pundonor, desgraciadamente, una pequeña tangana debido a un dribling de Neymar que sentó mal al cuadro rojiblanco, empañó este grandísimo recital de fútbol, un histórico del fútbol español.

635686249296542575

Tras el pitido final, se desató la euforia culé, levantando la copa Iniesta y Xavi, la parte amarga fué para los leones, en especial para Iraola, que ayer jugaba su último partido como rojiblanco, para veteranos como Gurpegui y Aduriz, y para la grandísima afición vasca, que ya ha perdido desde 2009 tres finales de copa, una supercopa y una Europa League.

El athletic cerró así la temporada, y ya mira hacia un nuevo curso que empezará muy pronto debido a las previas de la Europa League y la Supercopa. Por su parte el Barça ya piensa en la finalísima de Champions y en conseguir el triplete, siempre bajo el amparo de Messi, el mejor jugador del mundo.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: ATHLETICCLUB, 1 – FC BARCELONA, 3 (0-2, al descanso).

–EQUIPOS.

ATHLETIC CLUB: Herrerín; Bustinza, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iraola (Susaeta, min.57), San José, Beñat (Iturraspe, min.75), Rico (Ibai, min.75); Aduriz y Williams.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Mathieu, min.77); Busquets, Rakitic, Iniesta (Xavi, min.55); Messi, Suárez (Pedro, min.77) y Neymar.

GOLES.

0-1. Min.20, Messi. 0-2. Min.36, Neymar. 0-3. Min.74, Messi. 1-3. Min.80, Williams.

ÁRBITRO: Velasco Carballo (C. Madrileño). Amonestó a Iraola (min.43), Balenziaga (min.58), Williams (min.66) en el Athletic Club y a Piqué (min.42), Neymar (min.88), Busquets (min.89) en el FC Barcelona.

ESTADIO: Camp Nou.

26-08-1999, Bilbao. Athletic Club y Unionistas de Salamanca. Aprendiendo.

2 Comments

  1. Maria José

    31/05/2015 a las 20:57

    Magnífica crónica de la final de la Copa del Rey, entre dos equipos que salieron a ganar pero que Messi se encargó de dejar claro desde el principio que, con él en campo, no hay nada que hacer.
    Nota: el futuro periodista deportivo que escribe la crónica, es un chaval que si no se desvia de su interés por el fútbol, nos dará grandes alegrias por su saniduria i ecuanimidad. Aúpa!

  2. Tete

    02/06/2015 a las 3:11

    Una magnífica crónica, que describe perfectamente, con sencillez y concisión, lo que ocurrió en el campo, sin las opiniones y juicios de valor a los que tan acostumbrados nos tienen los cronistas de los periódicos deportivos, donde uno no sabe si se refieren al partido que realmente se ha jugado, o al que le hubiera gustado al periodista de turno. Hay que destacar la ecuanimidad de la crónica, escrita por un chaval muy aficionado al fútbol y seguidor del Athletic, que ha escrito como un verdadero profesional, ciñéndose a lo que vio, sin dejarse llevar por la pasión y la ilusión de lo que le hubiera gustado ver. Enhorabuena Miguel. Sigue así, que llegarás lejos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *