El Barcelona levanta ‘la Quinta’ y reedita el triplete

El FC Barcelona levantó su quinta orejona tras vencer -no con poco sufrimiento- a la Juventus de Turín. Los de Luís Enrique llegaban a la finalísima con la vitola de favoritos. La capacidad goleadora, la solidez defensiva y la figura divina de Lionel Messi desequilibraban la balanza a favor de los azulgranas. Sin embargo, ambos combinados aspiraban a ganarlo todo. Gesta al alcance de muy pocos conjuntos, en concreto siete. Aunque solo uno lo ha logrado en dos ocasiones: El Fútbol Club Barcelona.

Quién hubiera dicho tras el desastre de Anoeta que el Barcelona de Luís Enrique se haría un huequecito en la historia del fútbol. El divorcio entre el cuerpo técnico y la plantilla era manifiesto, no obstante, la gestión de crisis que se llevó a cabo fue antológica, digna de admiración. Los catalanes se rehicieron para alcanzar el cielo. La llegada del 2015, devolvió la mejor versión a futbolistas que estaban a años luz de aquello que fueron. Piqué, Alves e Iniesta, como el Ave Fénix, resurgieron de sus propias cenizas. Sin olvidarnos de Messi, que tras tantos récords en su haber, ya solo puede batirse a sí mismo.

Tras el alucinante rito de apertura que puso en pie al Olímpico de Berlín, sonó el himno de la Champions League y con él, llegó el espectáculo. El Barça, desde el primer minuto, puso las cartas sobre la mesa, sin especular. De ahí que el tanto no se hiciera esperar. En la primera aproximación de los españoles, Neymar conectó con Iniesta y el de Fuentealbilla, tras una espléndida maniobra en el área, le cedió el esférico a Ivan Rakitic, que esperaba en el punto de penalti para batir al guardameta italiano. Con solo cinco minutos disputados, los azulgranas mandaban en el electrónico.

El tanto, lejos de provocar la reacción de los italianos, agigantó al Barcelona que pudo aumentar la ventaja en diversas ocasiones. Neymar y Suárez se estrellaron en el inmortal guardameta juventino, cuya actuación le erigió como uno de los hombres más destacados del encuentro. Los italianos, a pesar de no entrar en contacto con el balón, estaban bien plantados sobre el terreno de juego, esperando a que el cansancio hiciera mella en las piernas azulgranas.

La segunda parte reanudó el fútbol total de los culés, que de nuevo se estrellaron en repetidas ocasiones contra la zaga rival. El desatino y el buen hacer defensivo de la ‘Vecchia Signora’ impidieron la segunda diana, la de la tranquilidad.

Alcanzado el ecuador de la primera mitad, el Barcelona fue retrasando líneas progresivamente, a medida que avanzaban los envites blanquinegros. El conjunto de Massimiliano Allegri, como ya hiciera en el Bernabéu, dosificó fuerzas para apretar al final. Los laterales se desplegaron y comenzaron a bombardear el área culé. En una de esas acometidas, llegó el tanto de los italianos. Morata recogía un rechace de Ter Stegen para igualar el encuentro. Los azulgranas estaban contra las cuerdas, sin aliento y viendo como los italianos podían darle la vuelta al marcador en otra internada. Y poco faltó. Si no llega a ser por el colegiado, tal vez estaríamos ante otro final. Pogba, tras un movimiento excelente que le situaba solo ante Ter Stegen, recibió un manifiesto agarrón que le impidió rematar a portería. Sin embargo, para sorpresa de todos, el colegiado dejó seguir y en la contra se revirtió la historia.

Una conducción fabulosa de Leo Messi acabó en el tanto de Luis Suárez. Buffon repelió el disparo del argentino, aunque dejó el balón muerto en el área, inmejorable para que ‘El pistolero’, que llegaba desde atrás, volviera a poner a los suyos por delante.

Tras el gol, la Juventus buscó por todos los medios el tanto de la igualada, el que forzaba la prórroga. No obstante, su entrega en ataque dejó espacios atrás, grave error ante la MSN. Neymar, poco después, firmó el 3-1 apoyándose con la mano, tanto que invalidó el colegiado. En el 95’, el brasileño se quitó la espinita del gol anulado con una diana que sentenciaba el encuentro y le daba la quinta Copa de Europa a los catalanes.

Los de Luis Enrique finalmente se alzaron con los tres títulos, como ya hiciera el ‘Pep Team’ seis años antes. Un hito histórico que acredita la tendencia ganadora de los azulgranas en los últimos años. Cinco Champions, cuatro de ellas en las últimas diez temporadas. Hecho que evidencia la hegemonía europea del FC Barcelona en la última década. Como colofón, el capitán del FC Barcelona, Xavi Hernández, levantó la orejona en la mejor de las despedidas posibles, la reedición del triplete.

FICHA TÉCNICA:

1 – Juventus: Buffon; Lichsteiner, Bonucci, Barzagli, Evra (Coman, min.89); Pirlo, Pogba, Marchisio, Vidal (Pereyra, min.79); Tévez y Morata (Llorente, min.85).

3 – Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Sergio Busquets, Rakitic (Mathieu, min.90+1), Iniesta (Xavi, min.68), Messi, Luis Suárez (Pedro, min.90+5) y Neymar.

Goles: 0-1: min.4: Rakitic, 1-1: min.55: Morata. 1-2: min.68: Luis Suárez. 1-3: min.97+: Neymar.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR). Mostró tarjeta amarilla a Vidal, (min.11), Pogba (min.41) y Luis Suárez (min.70).

Incidencias: Final de la Liga de Campeones 2014-15 disputado en el Estadio Olímpico de Berlín ante unos 75.000 espectadores.

1 Comentario

  1. Corbmarí el Bales

    13/06/2015 a las 13:43

    ¿Y se puede saber qué cojones nos importa a los valencianos decentes lo que hagan
    esos chorizos malcriáos? A ver si tenemos formalidad, ¡¡coño!!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *