Danilo ya luce como madridista