La promesa de la semana: Dani Ceballos

Más tarde de lo debido, pero es necesario hablar sobre este chico sevillano que nos deslumbra con su magnífico juego y su asombrosa calidad. Quizás de los jóvenes valores que he observado hasta el momento, es uno de los que más me impactó y cuyo juego más me cautivó cuando lo vi en el mediocampo bético en un partido de la pasada temporada. Un jugador diferente y con un futuro excepcional por delante, este es Dani Ceballos.

 

 

 

Dani Ceballos nació en la localidad sevillana de Utrera el 7 de agosto de 1996. Empezó a jugar desde bien pequeño para el equipo de su tierra, más tarde el Sevilla lo captó para sus inferiores pero por motivos extradeportivos volvió al club de su tierra, el C.D Utrera, donde tiempo más tarde Aurelio Santos quedaría prendado de este chico y lo incorporaría a la disciplina bética en el 2012. En un año pasó de jugar para el juvenil a jugar para el primer equipo . El 22 de febrero de 2014 firmó su primer contrato como profesional. Poco tiempo después el 26 de abril de 2014 debutó en Primera División en un partido contra la Real Sociedad.

Esta pasada temporada se convirtió en uno de los jugadores clave del Betis, donde consiguieron el objetivo de volver a la Primera División del fútbol español, además de conquistar el título de la Segunda División española.

También destacar su participación en las inferiores de la selección con la que ha llegado a debutar en la Sub-21 con tan sólo 18 años (19 años actualmente recién cumplido el 7 de agosto). Aunque este verano, en el Europeo Sub-19 disputado en Grecia, formó parte de la plantilla que conquistó el título ganando a Rusia en la final por 2 goles a 0,con un papel muy destacado de Ceballos y de Asensio.

Dani Ceballos es el cerebro de la media bética, puede jugar en el doble pivote o de interior. Incluso Pepe Mel ha utilizado al utrerano en la banda izquierda, pero con una notable bajada en su rendimiento y participación en el juego del equipo verdiblanco. En el centro del campo es el amo y señor del partido, quien marca la pauta y el ritmo de juego, al igual que en las inferiores de la selección, es el que hace jugar a sus compañeros. Con él en el campo el equipo verdiblanco mejora notablemente su juego, en el que Ceballos aporta fluidez, calidad, trabajo y sobretodo magia. Sí, eso que tan pocos tienen. Magia.

Es un jugador con multitud de virtudes que pocos jugadores poseen, como su control de balón y de la situación que a su temprana edad son insólitos. Sus magnifícos giros y regates de una calidad extraordinaria. Una calidad exquisita en sus pies, en sus pases.. Pero sobretodo una visión de juego y una inteligencia en el campo impropia de un chico de 19 años. Además de su tremenda calidad, Dani es un jugador de equipo y que si es necesario se sacrifica por el bien del equipo.

A pesar de sus excelentes cualidades es muy joven y tiene mucho que mejorar. Los conceptos tácticos defensivos son uno de los puntos a mejorar, habitual en un chico tan joven. Hemos visto su enorme calidad en Segunda División, se espera un rendimiento mayor, al ya demostrado, en su primera temporada completa en Primera División.

Su potencial y su crecimiento desde juveniles hasta la élite futbolística nos hace presagiar un gran futuro. Quizás estemos ante uno de los ejes principales de la selección española en el futuro, y a buen seguro que en pocos años lo veremos en uno de los grandes equipos europeos que han debido apuntar en rojo su nombre. Es uno de los centrocampistas jóvenes con más calidad y con mayor potencial del viejo continente.

Sin duda, estamos ante uno de los grandes proyectos de la cantera española que sigue dándonos muchísimo talento con jugadores como Asensio, Vallejo o el mismo Ceballos. No se preocupen estamos bien cubiertos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *