Cuando juegas con fuego, te acabas quemando

Era una bomba y en algún momento tenía que explotar. Un choque de egos tan importante no podía durar demasiado. Y es que la situación en el Manchester United era insostenible.

Si a los ya considerables egos de los jugadores de fútbol actuales les sumas otro como el del mismísimo Louis Van Gaal, es muy probable que la situación acabe explotando en el momento más inoportuno. Precisamente esto es lo que ha sucedido según publican periódicos ingleses como “The Times” en su edición del jueves 10 de septiembre.

Presumiblemente, este motín podría haber estado comandado por los jugadores más veteranos y que, por tanto, conocen los métodos de entrenamiento de Sir Alex Ferguson, y la diferencia con los de Van Gaal, lo que les causa el malestar. Entre estos veteranos sobresale la figura de Wayne Rooney, quien podría haber liderado la revuelta, pese a que otros jugadores llegados recientemente al club podrían haber apoyado la causa.

Louis-van-Gaal-598460

Vía: Express UK

Este es el caso de Januzaj, actualmente cedido por el club mancuniano al Borussia Dortmund y que ha declarado que “me sentiré más libre jugando para este club. En Manchester Van Gaal no me dejaba jugar como libertad, como a mi me gusta”.

Otro que ha mostrado su malestar, en este caso un recién llegado, ha sido Morgan Scheniderlin. El centrocampista francés ha hecho saber a su entorno más cercano que se encuentra muy molesto por haber sido usado como traductor en las negociaciones entre el club y Anthony Martial.

Dejando de lado los casos más particulares, la plantilla en general se encuentra confusa y contrariada con el estilo de juego impuesto por el manager holandés. Jugadores como De Gea o Smalling le habrían hecho saber a su entrenador esta disconformidad aunque no han recibido respuesta alguna.

Ya para finalizar, hoy mismo ha sido el propio Louis Van Gaal quien ha echado más leña al fuego. En rueda de prensa, ha dicho que le parecen una locura los 80 millones que ha pagado su club por Martial. Ciertamente lo son, pero Louis, ¡siendo entrenador hay cosas que no se pueden decir según las piensas!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *